Leche de anacardos

Leche de anacardos

Esta leche de anacardos es una de las más sencillas y rápidas de hacer, porque no es necesario colarla después de triturar y batir los ingredientes. Los anacardos al tener una textura tan blandita quedan perfectamente triturados y se integran perfectamente en el agua que utilizamos como base para obtener la leche.

La leche de anacardos queda un poco más densa que las demás por ese motivo, pero a mí me parece de lo más interesante, ya que al quedar más espesa, aporta más cremosidad a cualquier preparación y lo mejor de todo…. no se desperdicia nada de nada! Se aprovecha todo!

Los anacardos son muy energéticos y una fuente importante de ácidos grasos monoinsaturados y magnesio (ideal para el sistema nervioso), además de vitaminas del grupo B, calcio, potasio y selenio (un potente antioxidante que retrasa el envejecimiento). Tomando un puñado de anacardos crudos al día (como máximo!) estaremos ayudando a nuestro organismo a reducir el colesterol malo y los triglicéridos.

Es importante que los anacardos sean crudos (aunque nunca llegan a serlo del todo, ya que la cáscara que los envuelve es tan difícil de quitar, que tienen que aplicarles calor para poder sacar el fruto), ya que de esa manera te aseguras de que todos los nutrientes se mantienen casi intactos. Lo habitual es encontrar anacardos fritos y salados, pero esos no servirían para hacer la leche, debido a su alto contenido en sodio, y al haber sido calentados a altas temperaturas, han perdido parte de sus propiedades. En todo caso puedes probar con los tostados, si no encuentras los crudos, aunque no será lo mismo…

Esta leche de anacardos se puede endulzar un poco al gusto de cada uno, añadiéndole una pizca de vainilla, algún endulzante natural como el sirope de ágave, sirope de arce, azúcar integral de caña, estiva, azúcar de coco, etc……
Yo no añado nada a las leches vegetales y de esta manera las puedo utilizar para diferentes preparaciones o cada uno la puede endulzar a su gusto a la hora de tomarla.

Espero que te guste!

Leche de anacardos
Raciones: 1
Cremosa leche vegetal, rica en magnesio y calcio. Ideal para sustituir cualquier leche de origen animal
Escribir un comentario
Imprimir
Ingredientes
  1. 1 taza de anacardos crudos (previamente remojados como mínimo 6 horas)
  2. 900 ml de agua mineral o filtrada
Instrucciones
  1. Simplemente pondremos los anacardos escurridos y lavados en una batidora de vaso potente y añadiremos un poco (como un vaso) del litro de agua de la receta.
  2. Trituramos completamente y después de uno o dos minutos iremos echando poco a poco el resto del agua.
  3. Lo echamos en una botella de vidrio. Tapamos y listo!
  4. Aguanta en la nevera unos 2-3 días.
Notas
  1. Se puede endulzar con un poco de ágave, miel, azúcar, canela, vainilla...o lo que se nos ocurra!
Delicias Kitchen http://deliciaskitchen.com/

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a Delicias Kitchen y recibe cada semana en tu correo una nueva idea o receta rica, saludable y nutritiva, para ayudarte a comer mejor.

Jamás compartiremos tu email con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento. ¿Aún no convencid@? Haz click aquí para ver nuestras últimas newsletter.

MAS DELICIAS SALUDABLES:

Facebook