Pudding de chía básico

Pudding de chía básico

Hola, hoy os presento una de mis delicias favoritas: el pudding de chía.

Puede que ya lo conozcáis o lo hayáis probado si ya tomáis chía habitualmente, pero para quién no sepa lo que es, aquí os lo explico un poco…El pudding de chía es una especie de tentempié dulce (aunque depende de gustos se puede endulzar más o menos), con una textura como de “natilla”, pero formado por mini bolitas blanditas y gelatinosas. Esas bolitas son las semillas de chía, un súper nutriente y ricas en fibras solubles, proteínas completas, pero sobre todo muy ricas en ácido graso alfalinolénico (Omega 3 vegetal).

Además, las semillas de chía contienen más calcio que la leche, más potasio que el plátano y más hierro que las espinacas, y otra de sus ventajas es que no tienen ningún sabor, son totalmente insípidas y esto es una gran ventaja, ya que se pueden utilizar en recetas dulces y absorberán el sabor de los demás ingredientes o en recetas saladas donde aportarán su especial textura a cualquier receta sin alterar su sabor.

Hay que dejarlas previamente en remojo como mínimo ½ hora, aunque para preparar el pudding de chía, lo ideal es dejarlas toda la noche, y son excelentes para el desayuno o como cena ligera, al saciar, pero no llenar demasiado.

La chía absorbe unas 14 veces su peso en agua, por lo que son especialmente saciantes e hidratantes, y con la gran cantidad de fibra soluble que contienen nos aseguran tener un fantástico tránsito intestinal…. Qué más se puede pedir?

Y una fantástica idea para tomar los puddings en verano, cuando hace mucho calor, es convertirlos en polos, así puedes disfrutar de ellos cuando te apetezca, simplemente añadiéndoles un poco de fruta cortada cuando el pudding esté listo y rellenando los moldes de polos con esa mezcla! (En la foto he añadido trocitos de mango y frambuesas)

Polos-chia

Pudding de chía básico
Raciones: 1
Nutritivo y delicioso tentempié para tomar entre horas, en el desayuno o como cena ligera
Escribir un comentario
Imprimir
Ingredientes
  1. 125 ml de leche de almendras (o cualquier otra leche vegetal)
  2. 4 cucharaditas de postre de semillas de chía (depende del espesor que se quiera conseguir)
  3. una pizca de canela (o vainilla, depende de las preferencias, yo voy alternando)
  4. 1 y ½ cucharadita de ágave crudo o endulzante al gusto
Instrucciones
  1. Se ponen todos los ingredientes en un vasito o cuenco tapado y se deja unas 8 horas en la nevera para que las semillas absorban todo el líquido. Después de remueve con una cucharita y si se va a tomar en ese momento se le pueden añadir frutas por encima, si no, se puede dejar en el nevera y aguanta perfectamente unos 2 días más.
Notas
  1. Como ya he dicho antes se puede utilizar cualquier leche vegetal, lo único es que la consistencia puede variar un poco, ya que así como la de almendra tiene algo de grasa vegetal y queda bastante cremosa, otras leches elaboradas con cereales (como la de arroz, avena, etc....) puede quedar algo menos cremosa.
Delicias Kitchen http://deliciaskitchen.com/

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a Delicias Kitchen y recibe cada semana en tu correo una nueva idea o receta rica, saludable y nutritiva, para ayudarte a comer mejor.

Jamás compartiremos tu email con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento. ¿Aún no convencid@? Haz click aquí para ver nuestras últimas newsletter.

MAS DELICIAS SALUDABLES:

  • Vero

    Lo acabo de probar, qué rico!!!! gracias!

    • Hola Vero, cómo me alegra que te haya gustado!!! Muchas gracias a tí por tu comentario! Un abrazo!

Facebook