Auto Rosellón

Casa de comidas en Barcelona

por:  Delicias Kitchen Actualizado: |Publicado: 
Actualizado: |Publicado: 
Auto Rosellón es una casa de comidas, con un estilo propio y único. Sus platos saludables están elaborados con ingredientes naturales, de Km 0.
Auto Rosellón Click aquí para Pinear esta receta

Hace unas cuantas semanas fui a comer a Auto Rosellón, un lugar al que hacía mucho tiempo que quería ir, por su ambiente y por su comida saludable y Km 0. Y hoy aquí te quiero contar mi experiencia ¡y contarte lo que probamos allí!

Este establecimiento, abierto en 2016, está situado en el Eixample barcelonés y ubicado en un antiguo taller de coches donde se amontonaban piezas y herramientas para automóviles. Es por ello que hoy es un establecimiento con una personalidad única, con un marcado toque vintage, y una calidez que aportan las diversas piezas de mobiliario antiguo que lo componen. En verano sus amplios ventanales se abren dando la sensación de estar en una terraza cubierta.

Este lugar no se considera un local de Brunch, ni una cafetería donde tomar desayunos, pero tampoco un bar de tapas ni un restaurante de platillos y menú. Ellos se definen como todo esto a la vez: una casa de comidas “No Tags” (sin etiquetas), que conquista a los amantes de la buena mesa, pero también a quienes se preocupan por tener una alimentación equilibrada. Está abierto todos los días de la semana a cualquier hora, y en él encontramos un espacio urbano y acogedor que invita a cualquiera que pase por delante a entrar y quedarse un ratito. Puede que para comer, para merendar alguno de sus dulces caseros con un buen café o té, para brunchear los fines de semana o para tomar algo después del trabajo.

Dentro del local nos recibe ese característico mostrador que en tantas fotografías yo había visto en los últimos años, con su fantástico “bodegón” formado por frutas y verduras que luego son utilizadas para elaborar los distintos platos.

Auto Rosellón defiende el movimiento “Farm to table” o lo que es lo mismo, “de la granja a la mesa”, buscando así seducir a aquellos que buscan una alimentación natural y variada, elaborada con productos de cercanía y de temporada. Panes de masa madre, elaborados con harinas bio, quesos artesanos, y vinos naturales, son algunos de los productos que encontrarás allí. La cocina es cosmopolita, nutrida por influencias de todo el mundo, aunque destacan como base la comida mediterránea.

De lunes a viernes apuestan por un menú de mediodía con productos de temporada e influencias internacionales. Cuatro primeros y cuatro segundos a elegir, con el que todo el mundo puede disfrutar de sus distintas opciones y platos, porque entre ellos nunca faltan las opciones vegetarianas. Su cocina es sin procesados y la comida cocinada al momento, por lo que el término «Slow Food» le encajaría perfectamente si no fuese un lugar “No-Tags” o sin etiquetas. Por la noche cuentan con una carta nocturna con todos sus todos los «musts» o «imperdibles que no puedes dejar de probar» de la temporada.

Entre las diferentes opciones del menú de ese día, nosotras nos decantamos de primero por un plato de calabaza asada al horno, con tomates caramelo, yogur con cardamomo y anacardos. También probamos el vistoso hummus de remolacha con toppings de crème fraîche, avellanas, especias y pan de payés para acompañar. Nos gustó la presentación, el sabor, y el aspecto rústico de ambos platos. Aunque de los dos, la calabaza fue la que más nos conquistó, en gran parte por sus deliciosos tomates secos que encajaban a la perfección con su descripción de «tomates caramelo».

De segundo probamos un plato de gnudi (una especie de gnocchi) rellenos de ricotta con níscalos, kale y terminados con queso parmesano rallado. Suponemos que también llevaban algún cítrico que perfumaba cada gnudi, los cuales casi se desacían en boca. El otro segundo que degustamos fue un “bistec” de coliflor con cremoso de boniato y pesto de kale, un plato tan sabroso que nos fascinó y acabó siendo nuestro favorito en esta visita. Si te gusta la coliflor y el día que vas está disponible en el menú, no dejes de pedirlo, ¡seguro que te entusiasmará tanto como a nosotras!

Nuestra experiencia en general fue muy buena y el sitio estaba lleno de gente. Lo único a destacar es que las raciones no eran muy abundantes, y si eres de buen comer es algo a tener en cuenta.

En definitiva, recetas de autor, variadas y deliciosas. Un ambiente acogedor, y unos platos cuidados al detalle, con productos de calidad y diversidad de sabores, que hacen de Auto Rosellón un lugar realmente agradable. Y como ellos aseguran… después de estar ahí… ¡no querrás volver al despacho!

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a Delicias Kitchen y recibe cada semana en tu correo una nueva idea o receta rica, saludable y nutritiva, para ayudarte a comer mejor.

Jamás compartiremos tu email con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento. ¿Aún no convencid@? Haz click aquí para ver nuestras últimas newsletter.
Anterior
Siguiente

Deja un Comentario

* Al usar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.