Hoy te propongo una recetita muy simple para disfrutar de una de las frutas más ricas de la primavera! Se trata de una mermelada cruda de fresas y anís, elaborada sin ningún tipo de endulzante añadido, y utilizando solamente frutas y semillas.

La verdad es que si nos ponemos a pensar que cualquier mermelada convencional normalmente está elaborada con la mitad de la cantidad de fruta que se utiliza… es muchísima la cantidad, verdad? Pues esta no solo no lleva ni un solo gramo, sino que además cada ingrediente aportará beneficios a tu salud!

Qué tiene de diferente esta mermelada

Esta mermelada tiene una textura y un color algo diferente de las convencionales, ya que los dátiles la oscurecen un poco y queda algo más opaca, pero es fantástica para poder beneficiarnos de las propiedades de todos sus ingredientes al 100%, sin perder ninguna de las vitaminas durante la cocción.

El dulzor que le aporta la cantidad de dátiles que utilizo, es moderado, pero si la prefieres más dulce, solo tienes que añadirle alguno más. También tienes la opción de hacerla con el endulzante saludable que prefieras, y sustituir los dátiles, aunque ya no sería una mermelada hecha solo con frutas.

Mermelada de fresa casera

Mermelada de fresa casera

Información nutricional

Fresas:

son una fruta depurativa, con propiedades diuréticas que ayudan a la eliminación de toxinas del organismo. Son ricas en vitamina C y en ácido salicílico, un componente con propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Su riqueza en antocianinas y su pigmento de color rojo, hacen que tengan un efecto antioxidante ideal para combatir el estrés y el envejecimiento. Además su riqueza en fibra y su bajo contenido en calorías las hacen perfectas para dietas de adelgazamiento… Cuántas razones para incluirlas en nuestra dieta, verdad?

Semillas de chía:

son un súper nutriente rico en fibras solubles, proteínas completas, pero sobre todo muy ricas en ácido graso alfalinolénico (Omega 3 vegetal). Además de más calcio que la leche, más potasio que el plátano y más hierro que las espinacas, las semillas de chía son muy saciantes, y quedan bien en casi cualquier receta donde las pongas, ya que no alteran su sabor.

Mermelada de fresa

Mermelada de fresa

Otras recetas de mermelada

Aquí te dejo unas cuantas ideas más de deliciosas mermeladas con otras frutas. ¡Me encantan todas! Aunque algunas son de temporada, y solo puedo disfrutarlas unos pocos meses al año. ¡Qué las disfrutes!

Receta de mermelada cruda de fresas

Espero que te guste esta receta de mermelada cruda de fresas y anís, que puedes incluir en cualquier desayuno o merienda que te guste, o utilizar en tostadas adornadas con lo que prefieras como en la foto. ¡tú decides!

Y si la haces, espero que puedas pasarte por aquí a dejarme un comentario o hacerlo en redes, que me encanta saber como os han quedado las recetas.

¡Qué tengas un feliz día!

Mermelada cruda de fresas y anís (sin azúcar)

Mermelada de fresa casera

Rica mermelada de fresas sin cocción y con un delicioso toque de anís. Para aprovechar al máximo los beneficios de la fruta y del resto de sus ingredientes.

  • Autor: Delicias Kitchen
  • clock clock icon Preparación: 10 min
  • clock clock icon Tiempo Total: 10 min
  • cutlery cutlery icon Raciones / Piezas: 4 1x
  • Categoría: Desayunos y meriendas
  • Método: Sin cocción
  • Cocina: Vegetariana, vegana
  • Dieta: Vegana
Escalar

Ingredientes

  • 1 taza y ½ de fresas cortadas en trocitos pequeñitos
  • 4 dátiles Medjoul deshuesados (los grandotes)
  • ¼ de taza de zumo de naranja
  • 1 cucharadita de anís estrellado molido
  • 2 cucharadas de semillas de chía

Elaboración paso a paso

  1. Preparar los ingredientes: Pondremos en remojo los dátiles unos 10 min, mientras vamos cortando las fresas, haciendo el zumo y moliendo el anís estrellado (yo lo he hago en el mortero)
  2. Triturar los ingredientes: En la batidora de vaso pequeña (yo utilizo la Personal Blender) echaremos 1 taza de fresas ya cortadas, los dátiles el zumo de naranja y el anís.
  3. Reservar las mezcla en un bote: Cuando esté todo bien triturado, echaremos la mezcla en un bote con tapa y añadiremos el resto de fresas cortadas y las semillas de chía, removiendo muy bien para que quede todo bien integrado.
  4. Reservar en la nevera: Lo dejaremos en la nevera como mínimo media hora, para que la chía se hidrate y coja textura.
  5. Servir: Cuando la vayamos a consumir, removeremos bien una vez más y ya la tendremos.

Notas

  • El tiempo no incluye el tiempo de reposo para que la chía se hidrate.

Keywords: Mermelada cruda

Nutrición
  • Serv. / Personas: 4
  • Calorías: 128
  • Azúcar: 20.04g
  • Sodio: 2.18mg
  • Grasas: 2.5g
  • Grasas saturadas: 0.25g
  • Grasas trans: 0g
  • Carbohidratos: 27.23g
  • Fibra: 5.3g
  • Proteinas: 2.18g
  • Colesterol: 0mg

Los datos nutricionales de la receta son solo una estimación, y se han generado a partir de una base de datos utilizando productos genéricos, y no sustituyen el consejo de un profesional de la nutrición.

Comparte este post, por favor
2

También te podrían gustar

Deja un Comentario

* Al usar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de su correo electrónico y resto de datos por parte de este sitio web.