Tahini

Pasta de sésamo

por:  Delicias Kitchen Actualizado: |Publicado: 
Actualizado: |Publicado: 
El tahini o tahina es el ingrediente básico de algunas de las recetas más conocidas de Oriente Próximo, como el hummus de garbanzos o el baba ganoush. La riqueza nutricional de las semillas de sésamo, su ingrediente principal, son parte responsable de la riqueza nutricional de estos platos. Un solo ingrediente y 10 minutos para tenerlo listo!
Tahini Click aquí para Pinear esta receta

El tahini, también conocido como tahina o simplemente tahin, es uno de esos ingredientes básicos e indispensables que siempre deberíamos tener en la nevera, ya que es una parte importante de muchas recetas de Oriente Próximo, como el hummus en todas sus variedades, o el baba ganoush, pero también habitual en otras de mis recetas tanto dulces como saladas.

Índice de contenidos
  1. Ingredientes del tahini
  2. Sésamo: fuente de calcio y ácidos grasos esenciales
  3. Cómo hacer tahini en casa – paso a paso
  4. Propiedades de las semillas de sésamo
  5. Consejos para hacer el mejor tahini
  6. Receta de tahini

Esta receta de tahini es muy fácil de hacer, ya que solamente necesitarás 2 cosas: sésamo tostado y un buen robot de cocina o procesadora de alimentos.

Hoy día puedes comprarlo ya en muchos supermercados, pero de igual forma que ninguna salsa de tomate o mahonesa comercial sabe como las hechas en casa, un buen tahini casero no tiene punto de comparación. Además de que sale mucho más económico hacer tahini en casa.

Ingredientes del tahini

Sésamo: fuente de calcio y ácidos grasos esenciales

Semillas de sésamo

Semillas de sésamo

El único ingrediente que necesitarás para hacer un buen tahini son las semillas de sésamo. Y ni que decir tiene que busca siempre que estas sean de calidad, y sin son ecológicas aún mejor, claro.

Como te contaba en mi post acerca de cómo hacer leche de sésamo, hay varios tipos de semillas de sésamo: el blanco, el negro y el rojo. Pero para hacer tahini, lo más habitual es usar sésamo blanco. Es el que yo utilizo, porque es el que mayor contenido tiene en calcio, una de las poderosas razones para introducir el tahini en nuestra dieta.

Seguro que te interesa leer:

Para elaborar el tahini puedes usar semillas de sésamo crudas, pero su sabor será algo más amargo, aunque puede que te guste más así. La forma tradicional de hacerlo, además de la más deliciosa, es usando semillas tostadas. Puedes comprar sésamo tostado o tostar las semillas directamente por ti misma. No es nada complicado como pasaré a explicarte luego.

Aceite de sésamo u oliva virgen extra (opcional)

Aceite de oliva virgen extra

Aceite de oliva virgen extra

Un ingrediente opcional que mucha gente suele usar es aceite de sésamo o de oliva virgen. En realidad no es necesario para hacer tahini, pero para la gente que no tiene una buena procesadora de alimentos o una batidora potente, añadir aceite facilita bastante el triturado de las semillas.

Por otra parte, usar aceite ofrece alguna ventaja, como que al guardarlo en la nevera permanece con una textura menos compacta o espesa, lo que de paso facilita otras acciones, como por ejemplo, poder untarlo más fácilmente para tomarlo con tostadas.

En el caso de que necesites o quieras usar aceite, te recomiendo usar siempre aceite de sésamo, para que no pierda ese sabor característico, o en su defecto aceite de oliva virgen extra de primera presión en frío. Es un aceite de sabor más fuerte, y le dará un sabor característico al tahini. Pero tomado en crudo, no puedo recomendarte otro que sea más sano y saludable.

Sal (opcional y no recomendado)

Como último ingrediente adicional que puedes utilizar, aunque yo no lo uso, tenemos la sal. Como sabes, tomar más sodio del recomendado esta muy lejos del concepto de dieta saludable. Pero si tomas el tahini solo, y te resulta algo soso, puedes añadirle sal pero con cuidado de no pasarte.

Cómo hacer tahini en casa – paso a paso

1En primer lugar seleccionamos las semillas que vayamos a usar. Como te decía, yo prefiero usar semillas de sésamo blanco integral crudas y sin pelar, para tostarlas yo misma. Para ello las lavo un poco, las cuelo, y las salteo en una sartén, sin nada más, a fuego bajo durante unos 5 minutos o hasta que se sequen. Hay que ir removiendo cada poco tiempo hasta que empiecen a dorarse, y desprendan un rico olor a tostado, ¡y eso es todo!

Si no te apetece o no te gusta el sabor del sésamo tostado, puedes hacerlo con sésamo blanco crudo. Realmente el tahini blanco, me encanta, por su sabor neutro y suave, que combina con todo. Pero este sésamo no contiene tanto calcio como el tradicional, porque no tiene su cáscara, y es más difícil de encontrar. En la foto de abajo puedes ver como te quedaría.

Tahini blanco

2A continuación dejaremos enfriar un poco las semillas antes de meterlas en nuestra batidora, robot o procesadora de alimentos. Pasamos a triturarlas y tras unos minutos empezarás a ver que se forma una textura como la de la foto.

Tahini preparación 1

3Si ves que se empiezan a quedar restos en las paredes del robot o recipiente de la procesadora, detén el proceso, bájalos con una espátula, y continua triturando hasta que se forme la pasta.

4Dependiendo del tipo de máquina que estés usando, pasados unos 10 minutos deberías de ver una pasta parecida a la de la foto de abajo. Este sería el momento de aligerar la pasta añadiendo aceite de sésamo o de oliva virgen extra, si vas a usar el tahini en otra cosa que no sea hacer hummus. De lo contrario, para hacer hummus lo ideal es que sea así espesa y compacta.

Tahini preparación 2

5Sigue triturando hasta obtener la textura que te gusta, y si no lo vas a tomar ya, guarda la pasta en la nevera en un bote hermético o bote con tapa que cierre bien. De esta forma te puede durar entre 3-4 semanas, e incluso más tiempo. Cuando lo vayas a usar, simplemente mezcla bien el contenido con una cuchara para que la mezcla recobre su aspecto original.

Propiedades de las semillas de sésamo

El ingrediente principal del tahini son las semillas de sésamo, y su característica más relevante es la de ser una increíble fuente de calcio de fácil asimilación. Aportan por cada 100 gramos el 89% de las necesidades diarias de calcio que fundamentalmente se ubica en su cáscara. Por eso es tan importante triturarlas ya que de otro modo desecharíamos este preciado mineral tan rápido como lo ingerimos.

Existen molinillos especiales que trituran las semillas para poder echarlas sobre las ensaladas, sopas, y demás platos, pero si no, una buena manera de tomarlas, es justamente tomando tahini de modo habitual, ya que es una pasta hecha básicamente de semillas de sésamo trituradas.

Además son muy ricas en aceites grasos esenciales, entre ellos ácido oleico (omega-9) (19,9 g/100 g), ácido linoleico (omega-6) (18,7 g/100 g) y una menor cantidad de ácido alfa-linolénico (omega-3) (0,67 g/100 g).

Son también muy ricas en ácidos grasos, proteínas, aminoácidos, antioxidantes y vitaminas del grupo B, A, E y K, además de tener un alto contenido en minerales esenciales para el organismo como el hierro (aporta el 104% de las necesidades diarias), cobre (408%), manganeso (123%), magnesio (88%), el mencionado calcio (89%) y selenio (63%).

Tienen un alto contenido en proteínas y aminoácidos destacando el triptófano (156% de la cantidad diaria recomendada) y la metionina, un aminoácido esencial nada habitual en las semillas, que explica la riqueza proteica del hummus.

Consejos para hacer el mejor tahini

  • Yo para el tahini prefiero usar las semillas de sésamo integrales sin pelar, ya que sus propiedades nutricionales están por encima de las blancas descascarilladas y las negras, y su sabor me resulta algo menos amargo. Pero si buscas un sabor más intenso utiliza sésamo negro, o si lo prefieres más suave usa sésamo blanco descascarillado en su lugar.
  • Si necesitas aligerar la mezcla utiliza aceite de sésamo ecológico, o aceite de oliva virgen extra de primera extracción/presión en frío (el resto de aceites se extraen usando calor para obtener más cantidad de aceite y maximizar beneficios). Recuerda que el aceite lo vas a ingerir directamente en crudo, por lo que busca siempre la mejor calidad de cualquier cosa que metas en tu cuerpo.
  • La información nutricional ha sido calculada sin contar con el aceite, ya que lo considero opcional.
  • Para triturar puedes usar una batidora o una procesadora, pero ambas deberán de ser potentes y con un motor que aguante funcionando sin parar varios minutos.

Pues espero que te guste mi receta de tahini, que como ves no tiene mucha ciencia aunque si mucho amor y un poquito de paciencia, jeje… Y si la preparas ya sabes, no te olvides de pasar por aquí de nuevo a dejarme un comentario o hacerlo en redes, que ya sabes que me encantará saber de ti.

Receta de tahini

Imprimir

Tahini

Tahini

Tahini o pasta de sésamo triturado. Un ingrediente indispensable para elaborar hummus, baba ganoush, y otros platos. Muy rico en calcio y ácidos grasos esenciales.

  • Autor: Delicias Kitchen
  • Preparación: 5 minutes
  • Cocción: 10 minutes
  • Tiempo Total: 15 minutes
  • Raciones / Piezas: 8 1x
  • Categoría: Básicos
  • Método: Batido
  • Cocina: Oriente Medio, Vegetariana
  • Dieta: Vegana
Escalar

Ingredientes

  • 400 gr de sésamo tostado
  • 23 cucharadas de aceite de sésamo o de oliva virgen extra (opcional)

Elaboración paso a paso

  1. Seleccionar las semillas: En primer lugar selecciona las semillas que vayas a utilizar en el tahini. Yo te recomiendo usar semillas integrales sin pelar.
  2. Tostar las semillas: (si usas sésamo ya tostado omite este paso). Lava y cuela las semillas, échalas en una sartén y colócalas de manera uniforme, para que el calor llegue a todas por igual. Saltéalas a fuego bajo-medio durante unos 5 minutos, hasta que se sequen. Vete removiendo cada poco tiempo hasta que veas que las semillas empiezan a dorarse. Su agradable olor a tostado también te darán la pista para apagar el fuego a tiempo.
  3. Triturar las semillas: Deja enfriar las semillas ya tostadas unos pocos minutos, y échalas dentro del robot de cocina o procesadora para triturarlas y hacer la pasta.
  4. Revisa la mezcla: Seguramente tendrás que parar el robot en más de una ocasión para bajar con una espátula los restos que puedan quedar en las paredes. Hazlo y continua triturando hasta que se forme la pasta.
  5. Aligerar la mezcla: En este momento tendrás una pasta bastante espesa, lo que para hacer hummus es lo ideal. Pero si quieres conseguir una pasta más ligera para, por ejemplo, poder servirla untada en pan como aperitivo, añade aceite de sésamo o de oliva virgen extra a la batidora, y vuelve a batir hasta que consigas la textura que deseas.
  6. Servir o guardar en la nevera: Si no lo vas a tomar ya, guarda la pasta en la nevera en un bote hermético o bote con tapa que cierre bien. De esta forma te puede durar entre 3-4 semanas, e incluso más tiempo. Cuando lo vayas a usar, simplemente mezcla bien el contenido con una cuchara para que la mezcla recobre su aspecto original.

Notas

  • Yo para el tahini prefiero usar las semillas de sésamo integrales sin pelar, ya que sus propiedades nutricionales están por encima de las blancas descascarilladas y las negras, y su sabor me resulta algo menos amargo. Pero si buscas un sabor más intenso utiliza sésamo negro, o si lo prefieres más suave usa sésamo blanco sin cáscara en su lugar.
  • Si necesitas aligerar la mezcla utiliza aceite de sésamo ecológico, o aceite de oliva virgen extra de primera extracción/presión en frío (el resto de aceites se extraen usando calor para obtener más cantidad de aceite y maximizar beneficios). Recuerda que el aceite lo vas a ingerir directamente en crudo, por lo que busca siempre la mejor calidad de cualquier cosa que metas en tu cuerpo.
  • La información nutricional ha sido calculada sin contar con el aceite, ya que lo considero opcional.
  • Para triturar puedes usar una batidora o una procesadora, pero ambas deberán de ser potentes y con un motor que aguante funcionando sin parar varios minutos.

Keywords: tahini

Nutrición
  • Serv. / Personas: 8
  • Calorías: 420
  • Azucar: 0gr
  • Sodio: 0mg
  • Grasas: 49gr
  • Grasas saturadas: 7gr
  • Grasas insaturadas: 0gr
  • Grasas trans: 0gr
  • Carbohidratos: 0gr
  • Fibra: 0gr
  • Proteinas: 0gr
  • Colesterol: 0mg

Nota actualización: Este post fue creado originalmente el 21 agosto, 2015, pero ha sido republicado tras mejorar su texto, y añadir nuevas fotos, receta paso a paso y nuevas instrucciones el 12 octubre, 2020

También te podrían gustar

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a Delicias Kitchen y recibe cada semana en tu correo una nueva idea o receta rica, saludable y nutritiva, para ayudarte a comer mejor.

Jamás compartiremos tu email con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento. ¿Aún no convencid@? Haz click aquí para ver nuestras últimas newsletter.
Anterior
Siguiente

Deja un Comentario

* Al usar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.