Leche de sésamo o ajonjolí

Bebida vegetal de sésamo

por:  Delicias Kitchen Actualizado: |Publicado: 
Actualizado: |Publicado: 
La leche de sésamo o ajonjolí es una bebida vegetal que podrás preparar en 5 minutos con solo 2 ingredientes. Rica en grasas saludables, lecitina y sobre todo en calcio, ya que las semillas de sésamo son una de las mayores fuentes de calcio orgánico que existen, el único útil desde un punto de vista nutricional.
Leche de sésamo Click aquí para Pinear esta receta

Hoy te animo a preparar tu propia leche de sésamo, una bebida perfecta para incorporar a tus desayunos o meriendas, y aumentar así el aporte de calcio en tu dieta!!! Porque por si no lo sabías, las semillas de sésamo son una de las mayores fuentes de calcio orgánico que existen, el único realmente útil desde un punto de vista nutricional.

Es importante siempre consumir el sésamo completo para beneficiarnos de todas sus propiedades, y siempre triturar la semilla, porque muchos de sus beneficios se encuentran en su interior. Existe el sésamo descascarillado, de color completamente blanco, pero sus propiedades se reducen considerablemente.

Si recuerdas aquello de… ¡Ábrete, sésamo!… bien podría ser un mensaje oculto que nos dejara el autor de «Las mil y una noches» para invitarnos a descubrir las increíbles propiedades nutricionales que nos aguardan en el interior de esta maravillosa semilla.

Índice de contenidos
  1. ¿Qué es la leche de sésamo?
  2. Propiedades de las semillas de sésamo
  3. Las semillas de sésamo como fuente de calcio
  4. ¿Cómo podemos mejorar la absorción del calcio?
  5. Beneficios de la leche de sésamo
  6. Contraindicaciones de la leche de sésamo
  7. Leche de sésamo versus leche de vaca
  8. ¿Cuantos ingredientes lleva la leche de sésamo?
  9. Tipos de semillas de sésamo
  10. ¿Cómo preparar esta leche de sésamo o ajonjolí en casa?
  11. Preguntas frecuentes (FAQs) sobre la leche de sésamo
  12. Otras leches o bebidas vegetales
  13. Receta de leche de sésamo

La leche de sésamo o ajonjolí es una leche vegetal alternativa a la leche de vaca, baja en grasas y sin colesterol, estupenda para personas alérgicas a la lactosa, o que sigan una dieta vegana o vegetariana, o que sufran algún efecto secundario al tomar leche de origen animal.

Además, es una de mis leches vegetales favoritas porque además de estar muy rica, contiene proteínas y aminoácidos esenciales. Normalmente se incluye en la receta original del hummus y de esta manera y en combinación con los garbanzos, convierten esa receta en una buena fuente de proteínas vegetales completas.

El mayor contenido de calcio del sésamo se encuentra en su cáscara.

Además de muy rica en calcio, la leche de sésamo es rica en vitamina D y magnesio, fundamentales para la absorción del calcio, ya que facilitan y mucho su asimilación. También aporta grasas insaturadas, que favorecen la reducción de los niveles de colesterol.

Son muchos los beneficios que obtendrás de esta leche de sésamo. Paso a contártelos…

¿Qué es la leche de sésamo?

Leche de sésamo

Leche de sésamo

La leche de sésamo, bebida de sésamo, leche de ajonjolí o bebida de ajonjolí, es una leche vegetal que se obtiene al remojar, triturar y licuar semillas de sésamo (sesamum indicum), también conocidas como ajonjolí, junto con agua. Como el resto de leches vegetales, la leche de sésamo no es técnicamente una leche, sino una bebida vegetal de sésamo.Todos sabemos los inconvenientes de beber leche vacuna ya que muchas veces los hemos padecido, sobre todo a partir de cierta edad. Sin embargo, seguimos bebiendo leche, y si le preguntas a cualquiera el por qué, y sobre todo si este cualquiera pasa de los 50, te responderá que la toma por el calcio, porque éste es importante para los huesos.

Hay incluso leches comerciales a las que se le añade calcio, aunque no haya ningún estudio que haya demostrado aún si ese calcio extra añadido, es metabolizado o no correctamente por nuestro organismo.

La leche de vaca no es la mejor fuente de calcio que existe, ni tampoco la que mejor absorbe nuestro organismo.

Sin embargo, aunque el calcio de la leche es bastante abundante (120 miligramos por cada 100 miligramos), y no tiene mala disponibilidad (en torno a un 30%), está muy lejos del calcio que aportan otros alimentos, tanto respecto a su biodisponiblidad, como a su calidad.

Las semillas que utilizo en esta receta de leche vegetal son las súper campeonas del calcio: las semillas de sésamo o semillas de ajonjolí, que proporcionan 8 veces más calcio que la leche de vaca, con una biodisponibilidad en torno al 20%.

Luego te contaré más sobre cómo podemos mejorar la absorción de dicho calcio, ya que no existe ningún alimento perfecto en la naturaleza. Muchos alimentos vegetales contienen anti-nutrientes que impiden la absorción del calcio, como en este caso son los oxalatos, pero cuyos efectos por supuesto, se pueden reducir de manera sencilla.

De momento quédate con el dato de que la leche de vaca no solo no es la única fuente de calcio que existe, sino que tampoco es la mejor, ni la que mejor se absorbe. De hecho, si miras en las recomendaciones de la Universidad de Hardvard acerca de como elaborar un plato saludable, no encontrarás ninguna referencia a la leche por ningún lado.

Propiedades de las semillas de sésamo

Semillas de sésamo

Semillas de sésamo

La semillas de sésamo han sido utilizadas desde hace miles de años como alimento y medicamento, especialmente en China y la India.

Aunque son fundamentalmente reconocidas por su cantidad de calcio de fácil asimilación, son también muy ricas en ácidos grasos, proteínas, aminoácidos, antioxidantes y vitaminas del grupo B, A, E y K, además de tener un alto contenido en minerales esenciales para el organismo.

Ya sabes que el hierro vegetal es no hemo y es más difícil de asimilar por el organismo. No obstante, el hierro contenido en esta bebida vegetal aporta el 104% de las necesidades diarias.

Entre los minerales que cubren igualmente más del 100% de las necesidades diarias están: el cobre (408%) y el manganeso (123%). Algo por debajo, tenemos una nada desdeñable cantidad de magnesio (88%), el mencionado calcio (89%) y selenio (63%). Además contiene potasio, fósforo, zinc, silicio y boro.

Respecto a su perfil lipídico, la mayor parte de sus ácidos grasos son del tipo poliinsaturado e insaturado, entre ellos ácido oleico (omega-9) (19,9 g/100 g), ácido linoleico (omega-6) (18,7 g/100 g) y una menor cantidad de ácido alfa-linolénico (omega-3) (0,67 g/100 g), entre otros.

La proporción correcta para la salud entre ácido linoléico y alfa-linoléico debería de ser 5:1, mientras en las semillas de sésamo ésta es de 47:1. Para compensar esta mala proporción, podría no ser mala idea mezclar la leche de sésamo con otras semillas ricas en omega-3 como las semillas de lino o semillas de chía.

Tienen un alto contenido en fibra (47% de la cantidad diaria recomendada) y una proporción ideal entre calcio y magnesio (2:1) y muy equilibrada de sodio / potasio. Además son muy bajas en calorías, y contienen fitoesteroles vegetales, unas sustancias que contribuyen a reducir el colesterol.

Son muy ricas en proteínas, y entre sus aminoácidos destacan el triptófano (156% de la cantidad diaria recomendada) y la metionina, un aminoácido esencial nada habitual en las semillas, que explica la riqueza proteica del hummus.

Son también ricas en lecitina, una grasa especialmente importante para el cerebro (el 28% de nuestro cerebro es lecitina) y colina, ambas importantes para la digestión de las grasas y evitar la acumulación de colesterol malo en las arterias. Y contienen dos antioxidantes fenólicos recientemente descubiertos que podrían ser beneficiosas para nuestro hígado: sesamina (0,55%) y sesamolina (0,5%).

Propiedades nutricionales de una taza de semillas de sésamo (unos 100 gramos)

  • Calorías: 573 Kcal
  • Grasas Totales: 49,67 gramos(76% de la RDA)
  • Grasas Saturadas: 6,96 gramos (35% de la RDA)
  • Grasas Trans: 0 gramos
  • Colesterol: 0 miligramos
  • Sodio: 11 miligramos
  • Carbohidratos: 23,45 gramos (8% de la RDA)
  • Fibra: 11,8 gramos (47% de la RDA)
  • Azúcares: 0,3 gramos (1% de la RDA)
  • Proteínas: 17,73 gramos (35% de la RDA)
  • Calcio: 975 miligramos (89% de la RDA)
  • Hierro: 14,55 miligramos (104% de la RDA)
  • Magnesio: 351 miligramos (88% de la RDA)
  • Potasio: 468 miligramos (13% de la RDA)

*RDA (Recommended Dietary Allowance o Ingesta Dietética Recomendada)
Los datos RDA están basados en una dieta de 2.000 calorías diarias, y podrían variar en función de tu necesidad de calorías.

Las semillas de sésamo como fuente de calcio

El calcio es el quinto elemento más abundante de la corteza terrestre, y también de nuestro cuerpo, detrás del oxígeno, carbono, hidrógeno y nitrógeno. Es un mineral indispensable para la vida que representa el 2% de nuestro peso total. El 99% del mismo se encuentra almacenado en nuestros huesos y dientes, y el resto un 1% (aprox. unos 500mg), se encuentra en la sangre y los tejidos.

La imagen que tenemos casi todos de nuestros huesos, es la de ser unas estructuras fijas que crean nuestro armazón, llenas de calcio que se va perdiendo con los años… desconocemos el porqué… y es por eso que tomamos calcio, para que éste se reponga y los huesos no se nos rompan o empiecen a fallarnos.

Te puede interesar leer:

Sin embargo nada más lejos de la realidad. Los huesos podríamos decir que están vivos y en continua transformación, y son el almacén que utiliza el organismo para almacenar un calcio, cuya proporción ha de mantener estable en la sangre, para que algunas importantes funciones vitales se realicen de forma correcta. Entre ellas estarían: la transmisión de los impulsos nerviosos, la coagulación de la sangre o el mantenimiento del pH interno (grado de acidez).

Cuando el organismo recibe calcio, para no sobrepasar dichos 500mg de calcio en sangre, introduce el sobrante en los huesos, mientras que cuando lo necesita hace lo contrario, y pasa a extraerlo del mismo sitio. Si la cantidad de calcio sobrepasa ambos, almacén y sangre, entonces excreta el calcio sobrante mediante la orina o heces.

Por cierto… nuestro organismo no tiene manera de fabricar calcio, por lo que necesitamos conseguirlo a través de la dieta.

Se ha demostrado que el contenido de calcio en el organismo está relacionado con la estatura, en lugar de con la edad, con un incremento de 20 gramos de calcio por cada centímetro de talla.

Las semillas de sésamo pasan por ser una de las mayores fuentes de calcio orgánico que existen. Para que te hagas una idea, mientras que en 100 gramos de leche de vaca encontramos alrededor de 119mg de calcio (11% de la RDA o cantidad diaria recomendada), 100 gramos de semillas de sésamo nos proporcionan 975mg de calcio (89% de la RDA), 8 veces más calcio y más fácil de asimilar.

El baremo de consumo de calcio recomendado varía según la edad. En los niños, según la edad varía entre los 350mg y 550mg, en adolescentes entre 800 y 1000mg La media en adultos bajaría hasta los 700mg, excepto en el caso de las madres durante la lactancia donde se incrementa hasta alrededor de 1.200mg diarios.

Necesitaríamos tomar más de 3 litros de leche, para obtener el mismo calcio contenido en poco más de medio litro de leche de sésamo.

Si tomamos en cuenta la cantidad recomendada de calcio para un adulto (700-1.200mg), y contamos con que en el caso de la leche vacuna solo absorbemos un 30% de dicho calcio, se supone deberíamos tomar de 2 a 3,4 litros de leche de vaca al día!! ¿Quién puede tomar esa cantidad?

Por contra, en el caso de la leche de sésamo, considerando que molemos bien las semillas (la mayor parte del calcio está en su cáscara) y podamos aprovechar el total de su calcio, sólo necesitaríamos tomar de 0,36 a 0,61 litros de leche de sésamo diarios. Menuda diferencia!!

Es importante reseñar, que para aprovechar bien todos sus nutrientes y beneficiarnos de sus propiedades, hemos de consumir el sésamo completo, y siempre moler o triturar muy bien la semilla, porque todos sus beneficios se encuentran en su interior. De lo contrario, la cáscara que es bastante dura y muy rica en fibra, impedirá su absorción por parte de nuestro organismo.

Para el día a día, si queremos incluirlo en nuestras comidas, lo ideal es utilizar un molinillo de semillas y moler únicamente la cantidad que vayamos a usar (encima de ensaladas, sopas, etc…). En las tiendas podrás encontrar también el sésamo descascarillado que tiene color blanco, pero sus propiedades no son las mismas.

Por cierto… Las semillas de sésamo no son tampoco el alimento que más calcio puede aportar a nuestra dieta, por encima de ellas estarían la mayor parte de las algas o verduras del mar, aunque también por debajo, encontramos otros muchos alimentos que aportan mucho calcio y también muy biodisponible como:

  • Con un 50% o más de absorción: Alga hiziki (1.400mg/100gr), alga wakame (1.380mg/100gr), Arame (1.170mg/100gr), Cochayuyo (1.160mg/100gr), Alga kombu (810mg/100gr), Espagueti de mar (720mg/100gr), Alga nori (430mg/100gr), Agar Agar (325mg/100gr), Dulse (296mg/100gr), Col kalemg/Col rizada (230mg/100gr), Hojas de nabo (190mg/100gr)
  • Con un 20% de absorción: Semillas de amapola (1448mg/100gr), Semillas de sésamo (975mg/100gr), Semillas de chía (714mg/100gr), Almendras (252mg/100gr), Tofu (254mg/100gr), Amaranto (215mg/100gr), Soja (197mg/100gr), Garbanzos (150mg/100gr), Yema de huevo (141mg/100gr), Semillas de girasol (120mg/100gr)
  • Por debajo de un 20% de absorción: Espinacas (126mg/100gr), Berza (145mg/100gr), Perejil (138mg/100gr), Berros (120mg/100gr), Cardo (70mg/100gr), Alubias blancas (71mg/100gr), Puerro (70mg/100gr), Repollo (57mg/100gr), Judía verde (56mg/100gr), Garbanzos (56mg/100gr), Acelga (51mg/100gr), Brécol (48mg/100gr), Brócoli (47mg/100gr), Coles de Bruselas (42mg/100gr), Naranjas (42mg/100gr), Boniatos (37mg/100gr), Higos (38mg/100gr), Zanahorias (27mg/100gr), Coliflor (22mg/100gr), Calabaza (21mg/100gr), Cerezas (20mg/100gr), Piña y remolacha (16mg/100gr)

¿Cómo podemos mejorar la absorción del calcio?

Aunque la leche de sésamo es una increíble fuente de calcio, la absorción de dicho calcio no está determinada sólo por la cantidad que tomemos, sino por la mayor o menor proporción de otros condicionantes que impidan dicha absorción, los conocidos como: inhibidores del calcio.

Estos ladrones del calcio serían: el hierro presente en carnes rojas y vegetales de hoja verde, los fitatos presentes en algunos cereales, frutos secos y legumbres, o los oxalatos presentes en algunas verduras de hoja verde como las espinacas, las acelgas, la remolacha o el cacao, y también presentes en las semillas de sésamo.

A continuación, algunos consejos que te permitirán absorber de forma más eficiente el calcio que tomes y conseguir una mejor salud ósea:

  • Reduce el consumo de proteínas (especialmente proveniente de carnes rojas). Las proteínas acidifican nuestro cuerpo. ¿Qué hace nuestro cuerpo para compensar esa acidez?. Coger calcio de los huesos, entre otros minerales.
  • Evite el hierro, los fitatos y oxalatos. Intenta separar, en la medida de lo posible, cualquier suplementación extra de calcio (si la tomas) de la ingesta de alimentos ricos en oxalatos, fitatos o hierro. Pero mucho ojo! Para poder neutralizar los efectos adversos de por ejemplo, los oxalatos, es recomendable consumir alimentos ricos en calcio, no suplementos de calcio. Solo la toma de la cantidad correcta de calcio, puede ayudar a disminuir el riesgo de cálculos renales de oxalato de calcio, también conocidos como «piedras en el riñón». Otra medida más que ayuda a neutralizar los oxalatos de calcio, es tomar un vaso de agua o cualquier otra bebida saludable cada hora, a lo largo del día, para favorecer su expulsión a través de la orina.
  • Incrementa el consumo de fruta y verdura, son fuentes de calcio además de potasio, mineral que ayuda a disminuir la eliminación del calcio.
  • Asegúrate de tener unos buenos niveles de vitamina D. Sin vitamina D sólo se absorbe el 10-15 % del calcio ingerido. Tan solo tendrás que tomar el sol unos 10-15 minutos al día. De esta forma absorberás el calcio y este irá a parar a los huesos en vez de quedarse en otros tejidos.
  • Toma alimentos ricos en vitamina K. Un deficit de esta vitamina, habitual en las hojas verdes y crucíferas, puede afectar a la pérdida ósea. No obstante, nuestro cuerpo fabrica el 50% que necesita de esta vitamina a través de las bacterias de la flora intestinal.
  • Aleja la sal de tu dieta, principalmente la refinada. Según la OMS, el consumo de sal debe de ser inferior a 5 g/día. A mayor cantidad de sodio el organismo excreta mayor cantidad de calcio a través de la orina.
  • Disminuye el consumo de café, tiene el mismo efecto que la sal, e incrementa la excreción del calcio, así como evita su absorción.
  • Evita el azúcar y las bebidas carbonatadas, ambos están relacionados con la reducción de la masa ósea.
  • Haz ejercicio de manera frecuente. Está demostrado que el deporte y el ejercicio físico (especialmente el que exija el empleo de la fuerza) favorecen que el calcio se deposite en los huesos. Así, las personas con una actividad física frecuente tiene una mayor densidad ósea que las personas sedentarias.
  • Algunas prácticas culinarias que también mejoran la absorción del calcio son: el remojo, la cocción larga, la germinación, la fermentación o el tostado, que ayudarán a desactivar el ácido fítico inhibidor del calcio.

Beneficios de la leche de sésamo

Combate la debilidad ósea fortaleciendo huesos y dientes

Gracias a su alto contenido en calcio orgánico y la combinación con el fósforo que contiene, la leche de sésamo es realmente muy beneficiosa para la salud de nuestros huesos y dientes. Además, el magnesio que nos proporcionan las semillas de ajonjolí contribuye también a que nuestros músculos estén fuertes, lo que ayudará a que nuestros huesos lo estén también.

Ayuda a regular y reducir el llamado colesterol malo o LDL

Después del calcio, la sustancia más apreciada en el caso de las semillas de sésamo es la lecitina. El sésamo es más rico en lecitina que la soja, que es la que tiene más fama de contenerla, una sustancia que actúa como emulgente, y ayuda a descomponer las grasas y el colesterol para que estos se disuelvan en agua y el cuerpo pueda eliminarlos más fácilmente.

La leche de sésamo es también rica en ácidos grasos, lo que junto a la lecitina favorece la digestión de las grasas, reduce el conocido como colesterol malo o colesterol LDL, y evita la acumulación de éste en las arterias.

Por otra parte, las semillas de sésamo contienen fitoesteroles vegetales (400 mg/100 gr), que también ayudan reducir la absorción y la formación de colesterol, y mejoran el colesterol bueno o colesterol HDL, lo que ayuda a prevenir accidentes cardiovasculares.

Por último, su aporte de fibra insoluble y mucílagos ayudan captando colesterol e impidiendo que este se absorba, así como también contienen, como ya hemos visto, sesamina y sesamolina, unos antioxidantes con efecto beneficioso a la hora de reducir el colesterol además de la hipertensión.

Fortalece el sistema nervioso, y es excelente para el cerebro, la memoria y el esfuerzo mental

La gran cantidad de lecitina que aporta la leche de sésamo es excelente para los nervios y el cerebro, que está formado por un nada menos que 28% de lecitina. Algunas personas tienen déficit de lecitina, lo que les provoca problemas a la hora de memorizar o efectuar cualquier tipo de esfuerzo mental.

Además, el sésamo tiene alta concentración en antioxidantes, fósforo, lecitina y colina lo que la convierten en un alimento ideal para fortalecer la memoria o la concentración. Así, tomar leche de sésamo a diario consigue mejorar las capacidades cerebrales, haciendo que nuestro cerebro se muestre más activo, y logre mejorar la capacidad retentiva y la memoria.

También se usa para tratar problemas de insomnio, depresión, estrés y ansiedad, gracias a su gran contenido en triptófano, un interesante aminoácido, precursor de la serotonina y necesario para la fabricación de la melatonina (la hormona del sueño), que ayuda a mantener la calma y un buen estado de ánimo, y que conjuntamente con las vitaminas del grupo B, ayudan a combatir el estrés y la ansiedad.

Beneficiosas para la salud cardiovascular y la presión arterial

El elevado porcentaje de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas que ofrece la leche de sésamo, la convierte en muy beneficiosa para las personas con patologías cardiovasculares. Además, los efectos de estas grasas saludables protegiendo las arterias, unidas a su bajo nivel de sodio, la convierten en una bebida apta también para personas hipertensas.

Por otro lado, su contenido en lecitina colabora a reducir los niveles de lípidos sanguíneos, lo que ayuda a fluidificar la sangre y conseguir un efecto antitrombótico.

Retrasa el envejecimiento celular y fortalece el sistema inmune

La leche de sésamo aporta también una gran cantidad de compuestos fenólicos y antioxidantes a nuestro organismo, esenciales en la lucha contra los efectos de los radicales libres. Por tanto, tomar este tipo de leche nos ayuda a frenar el envejecimiento celular prematuro de nuestro cuerpo.

Esta bebida vegetal aporta además una buena base de vitaminas del grupo B, principalmente vitamina B1 (tiamina) y vitamina B2 (riboflavina). La tiamina ayuda a las células del organismo a convertir carbohidratos en energía, que es suministrada especialmente al cerebro y al sistema nervioso.

Por otro lado, la vitamina B2 o riboflavina es una vitamina necesaria para la producción de energía, y también influye en la capacidad antioxidante del cuerpo humano ya que enzimas como la glutatión reductasa necesitan de su presencia para actuar correctamente. Además, la vitamina B2 resulta necesaria para la regeneración celular y la producción de anticuerpos.

También contiene un aporte nada desdeñable del antioxidante natural más conocido; la vitamina E, que nos ayuda a protegernos también del daño oxidativo y los radicales libres.

La leche de sésamo contiene zinc y selenio que actúan como reguladores del sistema inmune. El zinc es necesario para que el sistema inmunitario funcione correctamente, mientras el selenio colabora en la producción de ADN, y en proteger al cuerpo contra infecciones y el daño causado por los radicales libres. Ambos por tanto, ayudan a regular y fortalecer el sistema inmune.

<h3″>Favorece el funcionamiento del aparato digestivo y protege la flora bacteriana

La leche de sésamo aporta un gran cantidad de fibra, lo que ayuda a mejorar el metabolismo y la función intestinal. Esta fibra insoluble y los mucílagos presentes en las semillas, ayudan a regular el tránsito intestinal, contribuyendo a la salud de nuestra flora bacteriana y ayudando a depurar el cuerpo de un modo natural.

Ideal para adelgazar o bajar de peso

Como acabamos de ver, en toda dieta para adelgazar o bajar de peso es importante incluir alimentos que contengan mucha fibra, y la leche de sésamo tiene una buena cantidad de ella del tipo insoluble. Esta fibra colaborará en varias misiones importantes si nuestro objetivo es regular nuestro peso:

  • Quemar grasa: Las semillas de sésamo son ricas en aminoácidos, triptófano y polifenoles, sustancias reconocidas por su capacidad de ayudarnos a quemar grasa acumulada en zonas como el vientre. Además, los lignanos que contienen, fundamentalmente sesamina, no solo ayudan a reducir la absorción del colesterol y de las grasas, sino que también ayudan con esta quema de grasa natural.
  • Conseguir una mayor saciedad: gracias a esta fibra nos saciaremos antes, con lo que necesitaremos una menor cantidad de alimento en nuestras comidas para sentirnos satisfechos.
  • Mejorar la función intestinal: por un lado la fibra nos ayudará a reducir y ralentizar la absorción de los carbohidratos que ingiramos en nuestra dieta evitando los temidos picos de glucosa, y por otra, favorecerá nuestro tránsito intestinal.
  • Evitar el estreñimiento: la leche de sésamo nos ayuda a prevenir el estreñimiento gracias a su contenido en fibra insoluble, pero además, los mucílagos suavizan las mucosas intestinales lo que favorece en última instancia la evacuación.
  • Acelerar el sistema metabólico: Es muy importante, especialmente si buscas bajar de peso, incluir proteínas en tu dieta saludable. 100 gramos de semillas de sésamo suponen el 35% de la cantidad diaria recomendada de proteínas, que ayudan a acelerar el proceso metabólico y a contener el hambre.
  • Ayudar con la retención de líquidos: La leche de sésamo actúa también a modo de diurético suave contra la retención de líquidos, gracias a su aporte de potasio, cobre, magnesio y su bajo contenido en sodio.
  • Mantener la masa muscular: por si no fuera poco, al igual que sucede con otros alimentos ricos en fibra, las semillas de sésamo nos ayudan a mantener la masa muscular, siempre que se acompañe de un incremento en la actividad física.

Reduce los niveles de azúcar en sangre

Como ya hemos visto arriba, la fibra soluble de la leche de sésamo nos ayuda a que los carbohidratos que ingiramos en nuestra dieta, sean absorbidos en menor cantidad, y procesados de un modo más lento, evitando los temidos picos de glucosa. Por lo que si padeces Diabetes, podría ser beneficioso en tu caso. No obstante, siempre consulta con un profesional médico la introducción de cualquier alimento en tu dieta.

Refuerza la función del hígado

La leche de sésamo aporta fibra, lecitina, grasas insaturadas y colina, que mejoran el metabolismo de las grasas en el hígado, por lo que puede ser muy recomendable en dietas para controlar el colesterol o para depurar (detox). Además, los lignanos que contiene (sesamina, sesamolina, etc…) también ayudan a mejorar el metabolismo de las grasas en el hígado.

Previene la osteoporosis

La razón principal por la que la gente toma leche de vaca, y por la que sigue siendo aún muy recomendada por una parte importante de los profesionales médicos, es para la obtención de calcio y la mejora de la salud de nuestros huesos.

El potente marketing de la industria lechera afirma que si nuestros hijos beben leche de vaca obtendrán unos huesos más fuertes, así como las mujeres llegadas a la menopausia alejaran la osteoporosis y evitarán las temidas fracturas.

Pero… ¿Es todo esto cierto? Pues no, no es cierto, y afortunadamente a día de hoy, ya hay numerosos estudios que afirman incluso lo contrario, no solo no beneficia, sino que perjudica seriamente nuestra salud ósea especialmente a partir de cierta edad.

La leche de vaca ofrece mucho calcio ¿Verdadero o falso?

Podríamos aceptar que la leche de vaca tiene calcio, hasta ahí… pero no es por supuesto la única fuente de calcio en la naturaleza, ni siquiera la más abundante, de hecho su aporte de calcio está muy lejos del de otras fuentes totalmente naturales, y que no tienen prácticamente contraindicaciones, una de ellas es justo la leche de sésamo, la protagonista de este post.

El calcio de la leche de vaca mejora nuestros huesos ¿Verdadero o falso?

FALSO. A día de hoy, numerosos estudios e investigaciones clínicas ya han demostrado el nulo efecto sobre nuestros huesos de la ingesta o consumo de lácteos. En 2005 fue publicada una revisión en la revista «Pediatrics» que afirmaba que el consumo de leche no mejoraba en nada la estructura de los huesos de los niños objeto de estudio.

Por otra parte, la Harvard Medical School en su estudio Nurse’s Health Study con más de 72.000 mujeres a partir de 18 años, echó abajo el presunto efecto protector de la leche de vaca sobre el riesgo de fracturas. De hecho, otros estudios afirman que, el consumo de lácteos incluso podría multiplicar por dos el riesgo de sufrir fracturas en mujeres físicamente activas.

De hecho, otra de las conclusiones a las que han llegado otros estudios es que, mientras el calcio es realmente importante para la salud ósea, la toma continuada de calcio (600 mg al día), a través de la dieta sin lácteos o mediante suplementos de calcio, no mejoran tampoco la estructura de los huesos, así como tampoco mejora la biodisponibilidad del hierro como puedes leer en este otro estudio, otro de los problemas que junto a la osteoporosis, están asociados a la llegada de la menopausia en las mujeres.

La osteoporosis es un problema occidental inexistente en culturas donde los lácteos no forman parte de la dieta.

No obstante, no es nada aventurado decir que la osteoporosis es un problema fundamentalmente occidental. Y es que sin duda, podemos trazar una línea directa entre la osteoporosis y el consumo de lácteos en todos los países del primer mundo, así como en los países que no lo son, pero que empiezan a abrazar nuestros peores defectos nutricionales.

Para muestra un botón… EEUU a la cabeza, seguido por Finlandia y Holanda son los mayores consumidores de leche de vaca y resto de productos lácteos del mundo, y desafortunadamente también, los que presentan una mayor incidencia de osteoporosis. Por contra, en África central y la mayor parte de las culturas orientales donde la leche no existe como parte de la dieta, la incidencia de osteoporosis es cero, o prácticamente nula.

No obstante, y aunque no podemos achacar a la leche o los lácteos todos los tipos de osteoporosis, la leche es pobre en magnesio y hierro, a la vez que muy rica en proteínas y grasas, lo que reduce la absorción de calcio, y deja en entredicho uno de sus argumentos principales. Esto es un punto a favor de otras leches como la leche de sésamo, que proporciona casi 8 veces más calcio que la leche de vaca.

No obstante, la prevención de la osteoporosis no pasa solo por tomar mucho calcio, tan importante o más es, asegurarse de que nuestro cuerpo absorba este calcio. A continuación te doy unos consejos fundamentales para conseguirlo.

Para (debilidad ósea), no sólo es importante el calcio (y otros elementos que forman los huesos: magnesio, fósforo y proteína), sino seguir una dieta baja en sodio, ya que éste arrastra el calcio por excreción renal, y un consumo adecuado de vitaminas K y D (luz solar), que lo sintetizan, junto a la actividad física. Todo esto va más allá de la simple prescripción de leche de vaca.

  • Aumenta tu ingesta de calcio y otros minerales como el fósforo o el magnesio, el segundo constituyente de los huesos y del que las semillas de sésamo son una excelente fuente, o de boro, que ayuda a elevar los niveles de estrógenos en sangre, a la vez que estos estrógenos ayudan a preservar los huesos.
  • Potencia la ingesta de vitaminas K y D, la llamada vitamina del sol, tan solo habrás de tomar el sol entre 10-15 minutos al día, y si vives en España no tienes ninguna excusa! La vitamina D es esencial para la fijación del calcio en la matriz del tejido óseo.
  • Intenta seguir una dieta baja en sodio, ya que este mineral expulsa el calcio por excreción renal.
  • Aumenta tu actividad física. Tus huesos no solo necesitan buenos alimentos, también necesitan que los muevas!! Para así poder estar más fuertes, jijiji…

Previene la obesidad respecto a la leche de vaca

La leche de vaca, especialmente la leche entera, tiene un alto nivel de grasa. Algunas investigaciones como la publicada en Archives of Disease in Childhood apuntan a la leche de vaca como la responsable del incremento de obesidad en los niños. En sus conclusiones afirman, que los niños que superan los 3 vasos de leche de vaca al día suelen crecer más altos, pero como contrapartida, este elevado consumo suele derivar en obesidad o sobrepeso.

Buena para deportistas

Una de las bondades más apreciadas por los deportistas que ofrece la leche de sésamo es su gran aporte de hierro. Solo sus semillas ya aportan el 104% de la cantidad diaria recomendada, increíble! El hierro cumple la función de llevar oxígeno a las células, y favorece recuperación después del ejercicio físico.

Además, algunos estudios relacionan la ingesta de semillas de sésamo con la reducción de la inflamación y el daño muscular, y el aumento de la capacidad aeróbica de los atletas y deportistas.

Podría ayudar en la infertilidad masculina

Una de las sorprendentes virtudes de las semillas de sésamo, es la de ayudar a prevenir la infertilidad masculina, gracias a su alto contenido en zinc y antioxidantes.

Según un estudio publicado por el Centro Nacional de Información Biotecnológica de los Estados Unidos (NCBI) sobre los efectos del sésamo en la calidad del esperma de hombres infértiles, se concluye que estas maravillosas semillas mejoran no solo el recuento de espermatozoides, sino incrementa el porcentaje de espermatozoides móviles y que presentan una morfología normal.

Este efecto tan absolutamente positivo del sésamo sobre los parámetros del esperma podría ser atribuido a sus propiedades antioxidantes. En todo caso, puede ser prescrito como un método eficaz y seguro contra la infertilidad masculina.

Mejora los síntomas de la menopausia y alivia el síndrome premenstrual

Como ya hemos visto, las semillas de sésamo contienen lignanos que tienen acción estrogénica débil, lo que ayuda a mitigar los síntomas asociados a la menopausia.

Por otra parte, y gracias a los fitoestrógenos y ácidos grasos omega-6 que contienen, las semillas de sésamo son muy efectivas a la hora de aliviar los síntomas premenstruales.

Contraindicaciones de la leche de sésamo

Aunque la leche de sésamo es un dechado de virtudes, como todo alimento tiene algunas contraindicaciones, especialmente si se consume es exceso.

  • Se desaconseja su consumo en las mujeres embarazadas, debido a que los lignanos contenidos en las semillas podrían producir efectos secundarios.
  • El sésamo contiene un alérgeno, que también se encuentra en el cacahuete, y que podría causar reacciones alérgicas, por lo que es necesario que siempre aparezca indicado, especialmente en los alimentos procesados que contienen grandes cantidades de sésamo.
  • En algunos casos, su consumo en exceso podrían provocar diarreas debido a su efecto laxante.

Se recomienda no consumir más de 25 a 30 gramos de semillas de sésamo o ajonjolí al día. Excederse en su consumo podría afectar negativamente a tu aparato digestivo. En todo caso, esto es solo una recomendación. Para cualquier duda, consulta a un médico o profesional de la nutrición.

Leche de sésamo versus leche de vaca

leche de sésamo versus leche de vaca

La siguiente comparación toma en cuenta que la leche de sésamo utiliza solo 70 gramos de semilllas, y ésta se consume sin colar y tras triturarlas, lo que la hará la leche algo más densa. De esta forma se conservan al 100% sus enormes beneficios, ya que algunas de sus propiedades se encuentran en el interior de su cáscara.

  • Mas grasa en total pero saludable. Tiene 10 veces más grasa que la leche de vaca, ya que el grano es prácticamente grasa. Sin embargo, mientras como en el caso del aguacate, esta grasa es prácticamente saludable (hasta en un 86%), es decir, tiene menos de un 14% de grasa saturada, la grasa de la leche es de origen animal, y un 60% de la misma es saturada, lo que puede llevar a generar colesterol LDL, el llamado colesterol malo.
  • Rica en carbohidratos. La leche de sésamo tiene 3,5 veces más carbohidratos que la leche de vaca. Pero por si no lo sabes, el principal carbohidrato de la leche de vaca es la lactosa, inexistente en el reino vegetal, y por supuesto en las semillas de sésamo. Digamos que los carbohidratos de estas semillas, a pesar de la mala fama de los hidratos de carbono sobre todo en las dietas de adelgazamiento, son una fuente de energía tan limpia como la de las placas solares, jeje…
  • Rica en proteínas, tiene 4 veces más proteínas que la leche de vaca, sin contar que, mientras las proteínas de origen vegetal son saludables, las de origen animal no lo son, y acidifican el organismo, dificultando la absorción del calcio, que es el argumento principal de los consumidores de leche vacuna.
  • Mucho más calcio. Ya lo hemos comentado pero hablando de las semillas. En este caso hablando de la leche, tiene casi 6 veces más calcio que la leche de vaca, aunque eso si, si cuelas la leche tendrá algo menos. Recuerda no colarla si quieres aprovechar todo el calcio que tiene para ofrecer.
  • Tiene mucha fibra (47% de la RDA), mientras que la leche de vaca tiene 0% de fibra alimentaria.
  • Mucho menos azúcar. La leche de sésamo tiene 12 veces menos azúcar que la leche de vaca.
  • 0% de colesterol. La leche de sésamo no tiene colesterol, mientras la leche de vaca tiene 10mg / 100gr de colesterol.
  • Mejor perfil de sales minerales de cara a la absorción del calcio. La leche de sésamo tiene un perfil ideal de sales minerales para favorecer la absorción de la enorme cantidad de calcio que aporta. Así, tiene 2 veces más potasio y 19 veces más magnesio que la leche de vaca. Además, tiene 3 veces menos sodio que ésta, lo que favorece el que el calcio no sea expulsado a través de los riñones. Por otra parte, tiene 200 veces más hierro que la leche vacuna, algo fundamental en las mujeres para evitar la anemia ferropénica.
  • Mayor cantidad de calorías. La leche de sésamo tiene casi 6,3 veces más calorías que la leche de vaca. Aunque hay que aclarar, que mientras es bastante normal tomar más de un vaso de leche de 100 gramos solo en el desayuno, nadie se toma un litro entero de leche de sésamo en un día. De hecho, si miras en las contraindicaciones, no se recomienda tomar más de 25 a 30 gramos de semillas al día, y un litro tiene aprox. 70 gramos de semillas.

¿Cuantos ingredientes lleva la leche de sésamo?

Para hacer leche de sésamo tan solo necesitas dos ingredientes principales: semillas de sésamo y agua, preferentemente mineral o al menos filtrada. Luego para potenciar su sabor, y tal y como he hecho yo en mi receta, puedes añadirle jengibre y vainilla, o también canela, y endulzarla con sirope de arce o ágave, o con miel, o lo que más te guste.

Tipos de semillas de sésamo

Leche de sésamo 2

Leche de sésamo

Existen tres tipos principales de semillas de sésamo o ajonjolí: el blanco, el negro y el rojo.

  • Sésamo blanco: es el tipo de semillas que he utilizado en esta receta de leche de sésamo. El sésamo blanco es extremadamente rico en calcio y el que más se utiliza en el mundo de la cocina.
  • Sésamo negro: es el más utilizado con propósitos medicinales porque produce un aceite de mayor calidad.
  • Sésamo rojo: le debe su color a su mayor contenido en hierro con respecto a los otros dos tipos.

¿Cómo preparar esta leche de sésamo o ajonjolí en casa?

Para preparar la leche, se utiliza el sésamo crudo en su versión integral, simplemente remojándolo durante al menos 8 horas antes de usarlo. Yo utilizo media taza de semillas, unos 70 gramos, aunque si la quieres más ligera puedes echarle menos.

Luego tritura las semillas en la batidora junto con el agua, y si puedes, tomarla así sin colar para aprovechar todos sus beneficios. Si no, puedes colar el resultado con una bolsa especial para bebidas vegetales, o un colador muy fino.

Esta leche de sésamo, como todas las que preparo, la dejo al natural para así poder utilizarla para preparar cualquier desayuno o añadir al té o café.

Si quieres tomarla sola, podrás comprobar que tiene un pronunciado sabor a sésamo que a mí me gusta, pero si a ti no, puedes echarle un poco de jengibre en polvo y un poco de vainilla para aromatizarla, ya que estos tres sabores combinan muy bien! Si además la quieres dulce, siempre le puedes añadir sirope de ágave crudo o arce al gusto!

Por el contrario, quieres utilizar el sésamo para para aderezar algún plato, lo ideal es lavarlo primero, escurrirlo, y luego tostarlo a fuego bajo durante unos minutos en una sartén, sin aceite ni nada, para que las semillas se sequen, siempre vigilando de que no se quemen! Después podemos guardarlo en un tarro hermético y molerlo en el momento de utilizarlo para que sus propiedades permanezcan en perfecto estado hasta el momento de consumirlo.

Preguntas frecuentes (FAQs) sobre la leche de sésamo

¿Es apta para celíacos o alérgicos al gluten?

Sí, la leche de sésamo es apta para celíacos o alérgicos al gluten, ya que no contiene gluten, por lo que es un alimento adecuado para personas que padecen esta sensibilidad al gluten. Presta siempre atención a las indicaciones de «sin gluten» del paquete, que solo los productos que estén realmente certificados tienen derecho a incluir.

¿Cuánto dura la leche de sésamo? ¿Caduca?

La leche de sésamo casera no lleva conservantes, por lo que pasado un tiempo podemos decir que sí caduca. Se debe conservar siempre en la nevera, dentro de un recipiente hermético, preferentemente de cristal, y bien tapado. De esta forma dura de 2 a 3 días.

¿Cuánta leche de sésamo se puede consumir al día?

Como te he explicado en el apartado de las contraindicaciones, no se recomienda consumir más de 25 a 30 gramos de semillas de ajonjolí al día, lo que supone más o menos, el contenido en medio litro de esta receta de leche de sésamo. Por lo que tomar un par de vasos al día se podría considerar seguro a la par que muy saludable.

¿Es buena para adelgazar?

La leche de sésamo es una buena opción, especialmente si la empleas como sustituta de la leche de vaca, si tu objetivo es adelgazar o perder peso.

Su gran cantidad en fibra insoluble y en lecitina, no solo te hará sentir más saciad@ a lo largo del día, sino que favorecerá la movilidad de tus intestinos, ayudará a depurar tu organismo de manera natural, y te ayudará a prevenir el estreñimiento gracias a los mucílagos, que suavizan las mucosas intestinales y favorecen la evacuación en última instancia.

En dos palabras: «comerás menos», y en 3 palabras: «te sentirás mejor».

¿Estás embarazada? ¿Te preguntas si es bueno o malo tomar leche de sésamo durante el embarazo?

Tal y como te he comentado en las contraindicaciones de esta leche o bebida de sésamo, está desaconsejada para mujeres embarazadas, debido a los lignanos que contienen estas semillas, y que podrían producir efectos secundarios.

¿Cuáles son los beneficios que aporta para personas con diabetes?

Este tipo de leche es una buena opción para personas que padecen de diabetes, ya que contiene una importante cantidad de magnesio, que se ha demostrado ser beneficioso contra los síntomas de la diabetes.

Además contiene lignanos, ácido fítico y fitoesteroles que favorecen el metabolismo, y tienen un efecto muy positivo en la regulación de los niveles de insulina y glucosa en sangre.

Leche de sésamo

Leche de sésamo

Otras leches o bebidas vegetales

Como sabrás, desde hace años soy una gran fan de las leches vegetales caseras, todas me chiflan! Y es que cada una de ellas me aporta cosas diferentes. Aquí debajo te dejo algunas de mis favoritas.

Esta leche de sésamo que te propongo hoy, es una de las mejores bebidas que puedes tomar para reforzar tus huesos y cuidar tu salud. Así que ya sea al natural o aromatizada, te animo muchísimo a probarla e incorporarla a tu día a día!!!

¿Te he animado lo suficiente? Espero que sí!!! Y espero que nos veamos pronto en la receta de las galletitas que acompañan a esta leche!!!

Y por cierto, si la haces.. espero tu comentario aquí debajo o en redes. Ya me contarás si te ha gustado o si le has añadido un toque personal que nos interese conocer.

Qué tengas un muy feliz día!

Receta de leche de sésamo

Imprimir

Leche de sésamo

Leche de sésamo

Una bebida vegetal, con un altísimo contenido en calcio, grasas saludables, fibra y proteína! Ideal para sustituir las leches de origen animal!

  • Autor: Delicias Kitchen
  • Preparación: 5 minutes
  • Tiempo Total: 5 minutes
  • Raciones / Piezas: 4 1x
  • Categoría: Básicos
  • Método: Batido
  • Cocina: Vegetariana
  • Dieta: Vegana
Escalar

Ingredientes

  • ½ taza de semillas de sésamo crudas (integrales) (70g)
  • 1 litro de agua mineral o filtrada
  • jengibre en polvo (opcional)
  • @vainilla (opcional)
  • sirope de ágave crudo o arce (opcional)

Elaboración paso a paso

  1. Dejar las semillas en remojo: deja las semillas en remojo durante unas 8 horas y lavar y cuela después.
  2. Triturar: trituraren la Vitamix junto con unos 400ml del agua para que se trituren bien.
  3. Añadir agua y volver a triturar: cuando estén, añade el resto del agua y vuelve a triturar para que se mezcle todo bien.
  4. Consejo: lo ideal es consumir la leche directamente porque en la cáscara es donde se encuentra el mayor contenido de calcio de las semillas, pero si no te gusta su textura, echa la mezcla en una bolsa para leches vegetales, tela o una muselina y cuélala, escurriendo bien los restos.
  5. Guardar en la nevera: guárdala en una botella de cristal en la nevera durante unos 2 o 3 días como máximo.

En esta receta he utilizado:

Notas

  • El tiempo total no incluye las 8h de remojo.

Keywords: leche de sésamo

Nutrición
  • Serv. / Personas: 4
  • Calorías: 241
  • Azucar: 7gr
  • Sodio: 24mg
  • Grasas: 9gr
  • Grasas saturadas: 1gr
  • Grasas trans: 0gr
  • Carbohidratos: 38gr
  • Fibra: 9gr
  • Proteinas: 6gr
  • Colesterol: 0mg

Nota actualización: Este post fue creado originalmente el 11 octubre, 2017, pero ha sido republicado tras mejorar su texto, y añadir nuevas fotos, receta paso a paso y nuevas instrucciones el 11 octubre, 2017

También te podrían gustar

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a Delicias Kitchen y recibe cada semana en tu correo una nueva idea o receta rica, saludable y nutritiva, para ayudarte a comer mejor.

Jamás compartiremos tu email con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento. ¿Aún no convencid@? Haz click aquí para ver nuestras últimas newsletter.
Anterior
Siguiente

13 comentarios

Avatar
Sandra 21 septiembre, 2020 - 16:06

Hola, Excelente post…..ya me suscribi…Explica super bien…..

Reply
Delicias Kitchen
Delicias Kitchen 21 septiembre, 2020 - 16:45

Hola Sandra, me alegra que te haya gustado y te sea útil la información!!! Muchas gracias por suscribirte y por tu comentario! Un abrazo!

Reply
Avatar
María Torrent 30 junio, 2020 - 18:23

Es una alegría poder hacerte tu propia leche, y evitar lo químico que utilizan para conservar las leches industriales, y por otra parte el envase de plástico que solo ayuda a contaminar y contaminar más nuestro planeta. Gracias por la receta, me ha quedado muy rica de verdad.

Reply
Delicias Kitchen
Delicias Kitchen 30 junio, 2020 - 20:35

Hola María, qué bien que te haya gustado! Sí, tienes razón, no hay nada como las bebidas vegetales hechas en casa! A mí esa leche me gusta mucho, y mezclada con nueces, más! Gracias por tu comentario! Un abrazo!!!

Reply
Avatar
claudia 9 abril, 2020 - 15:38

hola, qué tal, quería saber si sabes qué se puede hacer con el sobrante de las semillas ? me da como cosa tirarlas pensando que puedo utilizarlas en algo más. saludos y gracias por la receta.

Reply
Delicias Kitchen
Delicias Kitchen 10 abril, 2020 - 09:57

Hola Claudia, gracias a tí por escribirme! Tengo que actualizar este post y explicarlo mejor, porque aunque ya lo explico en la parte inicial del texto, lo ideal es consumir el sésamo completo, ya que justo en la cáscara es donde se concentra el mayor contenido de calcio. Lo ideal sería no colar la leche, como sí indico en la preparación, aunque reconozco que no es muy agradable la textura que puede quedar, pero de esa manera te estarás beneficiando de todas sus propiedades. Yo nunca la cuelo porque la consumo así, entera, o la incluyo así en batidos. Respecto a tu pregunta, como con la mayoría de restos de hacer leche vegetal (almendras, avellanas, nueces, etc…), siempre quedan genial en bolitas preparadas con dátiles, algún fruto seco troceado, si quieres, aceite de coco, cacao, sirope, etc… puedes combinar estos ingredientes a tu gusto y seguro que te saldrá un dulce muy rico! Yo la mayoría de las veces lo incluyo en purés de verdura, cuando los voy a triturar. Espero haberte ayudado! Un abrazo grande!

Reply
Avatar
Nicolle 6 febrero, 2020 - 17:34

Hola. Me ha recomendado mejor el sésamo tostado indicando que en crudo posee una toxina que no de quita con el remojo, sino sólo con las temperaturas del tostados. Que opinas? Gracias

Reply
Delicias Kitchen
Delicias Kitchen 10 febrero, 2020 - 07:57

Hola Nicolle, pues la verdad es que yo desconozco esa información y no te puedo ayudar. Yo siempre he entendido que con la activación (remojo) se eliminan todos los antinutrientes, pero quizá con el sésamo no sea así. De todas maneras, si optas por tostar las semillas solamente y no remojarlas, sí debes lavarlas muy bien antes, para eliminar toda la suciedad que lleven. Muchas gracias a tí por escribirme y en este caso, siento no poder ayudarte más… Un abrazo!

Reply
Delicias Kitchen
Delicias Kitchen 17 octubre, 2019 - 06:50

Hola Lilian, por lo que yo sé, el sésamo blanco no contiene más calcio que el integral, sino todo lo contrario. El calcio se encuentra principalmente en la cáscara y el blanco al haber sido descascarillado, posee muchísimo menos. El blanco a mí me gusta para preparar tahini blanco, con el que elaboro muchas recetas dulces y/o algunos aliños, ya que tiene un sabor más suave. Pero para el resto de elaboraciones, siempre es mucho más interesante utilizar el integral. En el caso de la leche, para beneficiarnos de su calcio, es mucho más interesante no colarla, aunque sé que no resulta tan agradable. Puedes utilizarla para preparar batidos y otras elaboraciones donde la puedas incluir sin colar. Muchas gracias por tu comentario, espero haberte ayudado. Un abrazo!

Reply
Avatar
Alba 14 octubre, 2019 - 14:29

La voy a probar un día de estos. Gracias por la receta.

Reply
Delicias Kitchen
Delicias Kitchen 14 octubre, 2019 - 20:33

Hola Alba, qué bien! Espero que te guste!
Un abrazo!

Reply
Avatar
Jimena jove carrillo 27 agosto, 2019 - 02:31

Buenisimo

Reply
Delicias Kitchen
Delicias Kitchen 28 agosto, 2019 - 08:57

Hola Jimena! Me alegra que te haya gustado! Muchas gracias por tu comentario! Un abrazo!

Reply

Deja un Comentario

* Al usar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.