Leche de anacardos

Bebida vegetal de anacardos

por:  Delicias Kitchen Actualizado: |Publicado: 
Actualizado: |Publicado: 
Esta leche de anacardos es una de la bebidas vegetales más sencillas y rápidas de hacer. Solo necesitas 2 ingredientes y 5 minutos para prepararla. Además, no es necesario colarla después de triturar los ingredientes, con lo que solo tendrás que batirlo todo, para tener una leche deliciosa lista para tomar, y poder disfrutar de todos sus beneficios!
Leche de anacardos Click aquí para Pinear esta receta

La leche de anacardos es una de las recetas de leche vegetal más sabrosas, además de fácil de hacer. Los anacardos son un fruto seco con una textura bastante blandita, lo que permite que al batirlos con el agua que utilizamos como base para obtener la leche, queden perfectamente triturados e integrados. Esto elimina la necesidad de colar la leche, y nos permite obtener una bebida vegetal mucho más cremosa y deliciosa.

Índice de contenidos
  1. ¿Qué es la leche de anacardos?
  2. Beneficios de introducir frutos secos en nuestra dieta
  3. Cómo hacer leche de anacardos: paso a paso
  4. ¿Qué son los anacardos?
  5. ¿Los anacardos son tóxicos? ¿Existe algún peligro al comer anacardos crudos?
  6. Propiedades nutricionales de los anacardos
  7. Beneficios de los anacardos
  8. Contraindicaciones de los anacardos
  9. Preguntas frecuentes (FAQs) sobre la leche de anacardos
  10. Otras recetas de leches o bebidas vegetales
  11. Receta de leche de anacardos

Su textura, algo más densa que otras recetas de leche vegetal casera, y su dulzor natural (no necesita ser endulzada), es la razón por la que la bebida de anacardos es muy usada en otras recetas o preparaciones, tanto dulces como saladas, ya que es capaz de aportar un extra de cremosidad a cualquier plato.

Todos los ingredientes de la leche de anacardos son de origen vegetal, por lo que no contiene lactosa. Si buscas dejar de tomar leche de vaca, esta bebida vegetal es una buena opción saludable y nutritiva!

Y lo mejor de todo… no se desperdicia nada de nada! Es una leche que puedes hacer en casa, que resulta nutritiva y súper saludable, y en la que se aprovecha todo el contenido del fruto seco, y por tanto, todas sus propiedades y beneficios nutricionales! Una opción perfecta si lo que buscas es dejar de tomar leche de origen animal como la leche de vaca, sigues una dieta vegana o vegetariana o eres intolerante a la lactosa.

¿Qué es la leche de anacardos?

La leche de anacardos no es más que un licuado de anacardos con agua mineral o filtrada, que retiene todas las propiedades nutricionales del anacardo, al no eliminarse la pulpa como sí se hace en el caso de otras leches. Esto, unido a la riqueza en almidón del fruto seco, hace que la leche de anacardos resulte más espesa, razón por la cual es el ingrediente preferido para elaborar muchos «quesos» veganos.

En muchas de mis recetas de zumos, batidos o leches, te recomiendo mejor tomar los alimentos enteros, porque así se aprovechan más sus nutrientes y además sacian más. Pero en este caso particular, aquí se aprovecha todo, y la leche es realmente una delicia.

Pero antes de ir con la receta, déjame que te cuente algunos de los beneficios de introducir más frutos secos en nuestra dieta, y cambiar la leche de origen animal, por una leche vegetal saludable como la leche protagonista de este post.

Beneficios de introducir frutos secos en nuestra dieta

Numerosos estudios avalan los increíbles beneficios que aporta a nuestra salud incluir frutos secos en nuestra dieta. El último y más famoso de ellos, un estudio realizado por la doctora Ying Bao y el doctor Paul M. Ridker entre otros investigadores del Brigham and Women’s Hospital (BWH) de Boston, ha mostrado como el incremento en la ingesta de frutos secos reduce el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes, la hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares.

La conclusión del estudio no solo asocia el consumo de frutos secos al aumento de la esperanza de vida en hasta un 20%, y a la mejora de los biomarcadores inflamatorios presentes en enfermedades como el cáncer, sino que estos resultados además no dependerían ni siquiera del tipo de fruto seco utilizado, que en este caso fueron nueces, y se podrían ampliar al resto de frutos secos.

Dicho lo cual, conozcamos algo más de las bondades de este fruto seco originario del noreste de Brasil, pero extendido a día de hoy por todo el mundo. A mí desde luego me chifla, y esta bebida de anarcados es una de mis favoritas!

Cómo hacer leche de anacardos: paso a paso

Leche de anacardos

Leche de anacardos

Hacer leche de anacardos no puede ser más sencillo.

1Lo primero y más importante, es que debemos tener los anacardos en remojo durante al menos 6 horas antes poder utilizarlos. Y bueno… algo tan importante como el remojo, es que siempre utilizaremos anacardos crudos, aunque como ya te he contado arriba, los anacardos que venden como crudos no lo son al 100%, ni tampoco pueden serlo si en algo valoramos nuestra vida, jajaja! En todo caso, jamás uses anacardos salados o fritos, porque tienen un alto contenido en sodio, y al haber sido calentados a altas temperaturas, han perdido parte de sus propiedades. Si no los encuentras crudos, úsalos tostados, aunque la leche resultante no será lo mismo.

2Luego escurriremos los anacardos, descartaremos el agua del remojo y los trituraremos en la batidora con un poco (un vaso) del litro de agua de la receta. Necesitaremos una batidora potente para hacerlo, y que nos quede todo bien batido y sin trozos. Debajo puedes ver la que yo he utilizado para hacer la mía.

3Trituraremos todo totalmente, y después de aproximadamente un minuto iremos echando poco a poco el resto del agua. Y ya esta! ¿No te decía que no podía ser más sencillo?

4Lo guardamos en una botella de vidrio bien tapada y a la nevera! Allí podrá aguantar perfectamente unos 2-3 días, aunque no creo que llegue a tanto, no porque vaya a caducar, sino porque habrás acabado con ella mucho antes, porque su sabor te va a enamorar! Y si no es así, siempre puedes aromatizarla con vainilla o canela y/o endulzarla, como haces con el resto de leches de frutos secos.

¿Qué son los anacardos?

Anacardos

Anacardos

El anacardo es considerado un fruto seco, aunque en realidad se trata solo de una semilla que se puede encontrar bajo el pseudofruto de un árbol conocido como cayú (Anacardium occidentale), que toma su nombre de la lengua tupí acaiu: «aca» (nuez) y «iu» (produce), o sea, «que produce nuez». Es muy estimado especialmente en América latina donde se le conoce por muchos nombres como: marañón, castaña de cayú, cojote, merey, acajú, nuez de cajú, nuez de la India, marañón o ciruela dorada, entre otros.

En la mayor parte de recetas que puedes encontrar en internet, en la mía también, se exige que los anacardos sean crudos. Pero seguro que has escuchado que los anacardos crudos son muy tóxicos y venenosos, y pueden hasta causar la muerte. Te explico qué hay de cierto en esto…

¿Los anacardos son tóxicos? ¿Existe algún peligro al comer anacardos crudos?

Como te cuento arriba, el cayú, o árbol del anacardo, es muy peculiar, y da una especie de pseudofruto, denominado manzana de cajú, dividido en dos partes. Por una lado tiene una parte carnosa, la cual se utiliza en mermeladas y otros productos poco explotados comercialmente. Y por otro, bajo dicho pseudofruto se encuentra la nuez, el «verdadero fruto», y protagonista de esta leche que te presento aquí.

La cáscara exterior que protege el anacardo es muy dura, y contiene una resina altamente tóxica denominada «urushiol«, un compuesto venenoso también presente en las hojas del propio árbol, y en otras plantas como la hiedra venenosa. Un mero roce puede ser causante de problemas dermatológicos leves como irritación en la piel o un edema, pero también hasta de una dermatitis severa.

Para poder extraer el fruto de la nuez se le somete a un proceso de calor o semi-tostado, que no solo logra librarlo de la cáscara, sino también del temido urushiol. Por lo que tranquila, a menos que trabajes en una plantación de Anacardium occidentale, o los encuentres en su hábitat natural, será difícil que sufras ninguna intoxicación o problema con los anacardos.

De hecho, y aunque en las tiendas los anacardos se vendan como «crudos«, esto nunca será del todo cierto, ya que los exportadores están obligados a procesarlos no solo para retirar la cáscara con seguridad, sino también para eliminar toda posibilidad de contener urushiol.

Propiedades nutricionales de los anacardos

Uno de los secretos para poder beneficiarnos de las propiedades de los frutos secos, es variar la ingesta de todos ellos, nunca tomar el mismo tipo, y por supuesto, incluirlos dentro del marco de una dieta sana y saludable.

La cantidad de anacardos diaria recomendada en personas adultas es de unos 25g al día, unas 14-16 piezas. Estas son sus propiedades nutricionales:

  • Calorías: 138 Kcal
  • Grasas Totales: 10,96 gramos(17% de la RDA)
  • Grasas Saturadas: 1,95 gramos (10% de la RDA)
  • Grasas Trans: 0 gramos
  • Colesterol: 0 miligramos
  • Sodio: 3 miligramos
  • Carbohidratos: 7,55 gramos (3% de la RDA)
  • Fibra: 0,83 gramos (3% de la RDA)
  • Azúcares: 1,48 gramos (5% de la RDA)
  • Proteínas: 4,56 gramos (9% de la RDA)
  • Calcio: 9,25 miligramos (1% de la RDA)
  • Hierro: 1,67 miligramos (12% de la RDA)
  • Magnesio: 73 miligramos (18% de la RDA)
  • Potasio: 165 miligramos (5% de la RDA)
  • Triptófano: 70 miligramos

*RDA (Recommended Dietary Allowance o Ingesta Dietética Recomendada)
Los datos RDA están basados en una dieta de 2.000 calorías diarias, y podrían variar en función de tu necesidad de calorías.

Los anacardos son muy energéticos y ricos en grasas, especialmente en ácidos grasos mono-insaturados (Omega-9 u oleico y Omega-6 o linoleico), las grasas consideradas como «buenas para la salud», las mismas presentes en la estrella de nuestra dieta mediterránea, el aceite de oliva.

Con respecto a otros frutos secos, es el que menos grasas saturadas contiene, y el por contra más grasas saludables ofrece. De hecho, el balance de estas grasas se acerca mucho a la proporción 1:2:1 que los nutricionistas consideran como ideal. Ofrece mayor proporción de grasas sanas que los aguacates, nueces, pistachos, piñones, pipas de calabaza o de girasol.

Es un alimento altamente proteico, y contiene una buena cantidad de triptófano, un aminoácido esencial, precursor de la serotonina (la hormona de la felicidad) y que es necesario para la fabricación de la melatonina (la hormona del sueño).

La leche de anacardos es una de las leches vegetales que mayor cantidad de carbohidratos aporta a la dieta, por encima de otras bebidas vegetales como la de almendras o la de nueces.

Por otra parte, y como es el caso del resto de frutos secos, los anacardos son una buena fuente de carbohidratos, de hecho están por encima en este aspecto respecto a otros como las almendras o las nueces. Sin embargo, y contrariamente a lo que se puede pensar, éstos son hidratos de carbono complejos de acción lenta, por lo que aportan energía poco a poco y de manera constante, sin elevar los niveles de azúcar en sangre. Por tanto son ideales para personas que buscan bajar de peso.

En cuanto al aporte de minerales, destaca su alto porcentaje de magnesio, necesario para la correcta asimilación del calcio y esencial para nuestros sistema óseo, así como en cobre, mineral que participa en la creación de glóbulos rojos entre otras cosas. Pero también, además de ser muy bajo en sodio, contiene cantidades significativas de minerales como: potasio, fósforo, calcio, hierro, selenio, hierro y zinc.

Por último, y respecto a las vitaminas, los anacardos contienen vitaminas del grupo B (B1, B3, B6 y B9 o ácido fólico), y son una buena fuente de vitamina E.

Beneficios de los anacardos

A continuación, algunas de las razones por las que vas a empezar a adorar la leche de anacardos.

  • Mejoran la salud cardiovascular. Su perfil lipídico rico en grasas saludables mono-insaturadas, ayuda a nuestro organismo a reducir el colesterol LDL o malo y los triglicéridos. Además, los fitoesteroles que forman parte de su composición y su contenido en potasio y selenio, conjuntamente con la acción antioxidante de su contenido en vitamina E, B6 y el ácido fólico, ayudan a reducir el riesgo de padecer problemas cardiovasculares.
  • Fortalecen nuestro sistema óseo. Nuestros huesos agradecerán que ingiramos anacardos, ya sea solos o en forma de bebida vegetal. Su gran contenido en magnesio ayuda a equilibrar el balance del calcio entre los huesos y la sangre, y por tanto, favorece el buen estado de nuestro sistema óseo y músculos.
  • Protegen del envejecimiento celular prematuro. Su contenido en selenio (altamente antioxidante), y vitamina E, ayudan a nuestro organismo a combatir los efectos adversos de los radicales libres sobre las células.
  • Incrementan la calidad del sueño. El anacardo es una de las mejores fuente naturales de triptófano, un interesante aminoácido, precursor de la serotonina (la hormona de la felicidad) necesaria para la fabricación de la melatonina (la hormona del sueño). La serotonina ayuda a mantener la calma y un buen estado de ánimo, y conjuntamente con las vitaminas del grupo B, ayudan a combatir el estrés y la ansiedad.
  • Reducen los síntomas de la menopausia y la anemia. Los anacardos son ricos en fitoesteroles que ayudan a mejorar los síntomas y altibajos producidos por la menopausia. Además, aportan una buena cantidad de hierro, perfecto para personas que padezcan anemia ferropénica, o que simplemente tengan niveles bajos en este necesario mineral.

Contraindicaciones de los anacardos

Aunque su lista de beneficios es larga, los anacardos están contraindicados en las siguientes casos:

  • Como todos los frutos secos, pueden producir reacciones alérgicas. Consulta con tu médico si al tomarlos notas algún tipo de reacción alérgica.
  • Su digestión es un algo más complicada que la de otros frutos secos, por lo que si tenemos problemas de estómago, mejor consumir otro tipo de fruto seco en su lugar. En todo caso, siempre debemos ingerirlos en pequeñas cantidades, y en particular, no exceder la toma diaria recomendada de 25 gramos / por día en personas adultas.

Preguntas frecuentes (FAQs) sobre la leche de anacardos

¿Esta receta es apta para celiacos o alérgicos al gluten?

En principio, ningún fruto seco contiene gluten, por lo que la respuesta es SÍ, la leche de anacardos es apta para celiacos o personas alérgicas o intolerantes al gluten. No obstante, los fabricantes de alimentos están obligados a indicar en las etiquetas el posible contenido en gluten que puedan poseer sus productos.

Así que asegúrate de que en la etiqueta indica «sin gluten» o «gluten-free«, y disfruta de las maravillosas bondades de los frutos secos en general, y de esta leche de anacardos en particular.

¿Se puede calentar?

Claro, se puede calentar, pero si quieres conservar sus propiedades, es mejor que no la calientes mucho. No dejes que llegue a hervir, para que sus grasas saludables no se alteren demasiado, lo cual no sería bueno para tu salud. En general, esto es común en todas las leches de frutos secos, aunque no todos son iguales, ni aguantan lo mismo. Pero sí se pueden calentar, siempre teniendo cuidado de que no hiervan.

¿Cómo tomar leche de anacardos?

A mí me encanta la ponga donde la ponga, pero especialmente es muy rica para acompañar el café o té en el desayuno, y también la he usado a veces en mi cúrcuma latte por la noche, aunque te mentiría si no te dijera que mi preferida en ese momento del día es la leche de almendra.

Fresquita también está muy, muy rica, y mi hijo la toma también muchas veces con granola casera para desayunar, aunque le suele añadir el dichoso cacao comercial, y eso ya no me gusta tanto… Hijos… Ains! jajaja…

Por otra parte, yo la utilizo también en algunas de mis recetas saladas, en las que quiero aportar cremosidad. Un ejemplo es mi boloñesa de tempeh.

¿Cuánto dura? ¿Caduca?

En mi caso no me suele durar mucho tiempo porque me encanta su sabor y textura. Pero puede durarte en la nevera, bien tapada en un recipiente hermético, unos 2-3 días sin problemas, aunque quizá puede que más, porque ya te digo que a mí me dura bien poco, jeje…

¿La leche de anacardos es buena para adelgazar?

En general, los frutos secos si se toman en cantidades moderadas sí que son buenos para adelgazar, porque son muy nutritivos, y aunque tienen una buena cantidad de grasas, estas son en su mayor parte saludables, y no se acumulan como grasa a metabolizar de manera rápida como las de una bolsa de patatas fritas.

Además, y aunque los frutos secos en general también son una buena fuente de carbohidratos, estos son hidratos de carbono de absorción lenta, que conjuntamente con la fibra, no solo ayudan a proporcionar energía de manera lenta y estable en el tiempo y hacernos sentir más saciados, sino que ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre y alejar los temidos picos de insulina, algo fundamental cuando queremos adelgazar o bajar de peso.

¿Los anacardos crudos son tóxicos?

No, los anacardos no son tóxicos. No obstante, si no has leído todo el artículo, haz click aquí para ver arriba una explicación más detallada acerca de la supuesta toxicidad de este fruto seco.

Otras recetas de leches o bebidas vegetales

Me encantan las leches vegetales caseras, tengo mis favoritas, claro, pero me gustan todas sin excepción. Aquí debajo te dejo algunas recetas más, tan beneficiosas para la salud como mi querida leche dorada.

Esta leche de anacardos se puede endulzar un poco al gusto de cada uno, añadiéndole una pizca de vainilla, algún endulzante natural como el sirope de ágave, sirope de arce, azúcar integral de caña, estiva, azúcar de coco, etc……

Yo no añado nada a las leches vegetales y de esta manera las puedo utilizar para diferentes preparaciones o cada uno la puede endulzar a su gusto a la hora de tomarla.

Espero que te guste y como siempre te digo, si la preparas, te invito a que me dejes un comentario más abajo o en redes. Me encantará saber qué te ha parecido!

Qué tengas un feliz día!

Receta de leche de anacardos

Imprimir

Leche de anacardos

Leche de anacardos

Cremosa leche vegetal de anacardos, rica en magnesio y calcio. Ideal para sustituir cualquier leche de origen animal

  • Autor: Delicias Kitchen
  • Preparación: 5 minutes
  • Tiempo Total: 5 minutes
  • Raciones / Piezas: 4 1x
  • Categoría: Básicos
  • Método: Batido
  • Cocina: Vegetariana, vegana
  • Dieta: Vegana
Escalar

Ingredientes

  • 1 taza de anacardos crudos (previamente remojados como mínimo 6 horas)
  • 900 ml de agua mineral o filtrada

Elaboración paso a paso

  1. Preparamos los ingredientes: simplemente pondremos los anacardos escurridos y lavados en una batidora de vaso potente y añadiremos un poco (como un vaso) del litro de agua de la receta.
  2. Triturar: trituramos completamente y después de uno o dos minutos iremos echando poco a poco el resto del agua.
  3. Guardamos en una botella: lo echamos en una botella de vidrio. Tapamos y listo! Aguanta en la nevera unos 2-3 días.

En esta receta he utilizado:

Notas

  • El tiempo total no incluye el tiempo de remojo.
  • Se puede endulzar con un poco de ágave, miel, azúcar, canela, vainilla…o lo que se nos ocurra!

Keywords: leche de anacardos

Nutrición
  • Serv. / Personas: 4
  • Calorías: 237
  • Azucar: 6,15gr
  • Sodio: 19,87mg
  • Grasas: 0,45gr
  • Grasas saturadas: 0,06gr
  • Grasas trans: 0gr
  • Carbohidratos: 54,09gr
  • Fibra: 7gr
  • Proteinas: 5,43gr
  • Colesterol: 0mg

Nota actualización: Este post fue creado originalmente el 4 agosto, 2015, pero ha sido republicado tras mejorar su texto, y añadir nuevas fotos, receta paso a paso y nuevas instrucciones el 14 octubre, 2020

También te podrían gustar

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a Delicias Kitchen y recibe cada semana en tu correo una nueva idea o receta rica, saludable y nutritiva, para ayudarte a comer mejor.

Jamás compartiremos tu email con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento. ¿Aún no convencid@? Haz click aquí para ver nuestras últimas newsletter.
Anterior
Siguiente

Deja un Comentario

* Al usar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.