A todo el mundo le gustan las ensaladas de pasta. Son platos fantásticos para llevar a la playa, de picnic o al trabajo, y muy fáciles de hacer y adaptar al gusto de cada uno.

Debajo te contaré como cuecen la pasta los chefs italianos para hacer la mejor ensalada de pasta fría, además de trucos y consejos para hacerla más sana, y las 7 claves que te harán conseguir una ensalada de pasta perfecta ¡calidad 5 estrellas!

Pasos para hacer la mejor ensalada de pasta

Pasos para hacer la mejor ensalada de pasta

7 pasos para hacer la mejor ensalada de pasta

La pasta es seguramente el primer plato que cocinamos todos de jóvenes. Pero para un italiano, cocinar pasta es ¡cuestión de estado! Y en función de como lo hagas, obtendrás ensalada de pasta perfecta de restaurante, o un desastre sin sabor ni consistencia alguna.

Estas son las 7 claves que harán de tus ensaladas de pasta ¡un éxito total!

Fusilli rotini espirales o tornillos

Fusilli rotini espirales o tornillos

1Forma y tipo de pasta

Usa pasta seca y no fresca, que sea 100% de sémola de trigo duro. Un pasta corta como fusilli/rotini (espirales/tornillos), farfalle (lacitos), pipe (cuernos), plumas, rigatoni o macarrones, son el tipo ideal de pasta para hacer ensaladas frías.

Si preparas la ensalada con ingredientes cortados a trozos, farfalle o espirales serían los indicados.

Pero para una receta con salsa tipo pesto, necesitarás una pasta con huecos para retenerla, y aquí, macarrones, rigatoni o penne rigate (macarrones con rayas), serían los ideales.

2Cómo cocer la pasta

Siempre cuece la pasta en abundante agua, y si es para ensalada, asegúrate que quede «al dente«. Si se pasa de cocción, perderá consistencia, se romperá al pincharla con el tenedor y absorberá demasiado aceite del aliño.

Lo mejor… sacarla un poquito antes de tiempo, colarla y enfriarla inmediatamente.

Cómo cocer la pasta correctamente

Cómo cocer la pasta correctamente

Sigue estos pasos básicos para cocer pasta correctamente:

  1. Utiliza una olla grande. La pasta casi duplicará su volumen una vez cocida, y necesitará espacio para que no se pegue.
  2. Usa 1 litro de agua por cada 100g de pasta, y llena solo ¾ partes de la olla para que al hervir no rebose.
  3. Tapa la olla para que el agua suba de temperatura y hierva antes.
  4. Añade 20g de sal por litro de agua. Según los italianos: «el agua de la pasta ha de saber a mar«.
  5. Agrega la sal cuando el agua empiece a hervir, NUNCA antes. Aunque la sal eleva la temperatura de ebullición, su efecto es inapreciable a menos que uses muchísima sal, aunque sí se disuelve mejor en agua caliente que fría. ¡Ojo al echarla! Podría generar burbujas y saltarnos a los ojos.
  6. Echa la pasta justo después, cuando el agua esté hirviendo, sin esperar a que la sal se disuelva. Mantén el fuego alto, porque la pasta rebajará la temperatura del agua. Si ves que al hervir rebosa, baja un poco el fuego para mantenerlo bajo control, ¡pero la olla debe seguir hirviendo!
  7. Mantén la olla destapada a partir de aquí, y remueve cada pocos minutos para que la pasta no se pegue entre si, ni a los bordes de la olla.
  8. Empieza a contar el tiempo cuando introduzcas la pasta, y no te fíes del tiempo estipulado por el fabricante. A veces es menos del que indica el paquete.
Espaguetis cocidos

Espaguetis cocidos

3Enfriar la pasta

La pasta para ensalada ha de ser enfriada. Una manera rápida de hacerlo es ponerla en un colador, pasarla por el grifo del agua fría, y luego volverla a colar y secar con un paño limpio. Se corta la cocción, pero pierde almidón y sabor.

Otra forma más lenta sería sacar la pasta un poco antes de tiempo, colarla, y dejarla enfriar a temperatura ambiente en un bol con un poco de aceite de oliva virgen. De este modo seguirá cociéndose con su propio calor unos minutos, hasta quedar «al dente» sin perder sabor.

TRUCO DE CHEF: Saca la pasta un par de minutos antes de estar «al dente» y NO TIRES el agua de la cocción. Pon la pasta en un bol, y añade 1 vaso de ese agua por cada 500 gramos de pasta, junto con unos 25g de vinagre blanco, y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Déjala que cueza a temperatura ambiente unos 20 minutos. La pasta tendrá un sabor increíble y más almidón, lo que ayudará a que la salsa se pegue mucho mejor.

4Cantidad de pasta por persona

Unos 60 g de pasta por persona deberían ser suficientes, ya que las recetas suelen llevar ingredientes como queso o atún, bastante proteicos y saciantes. Pero si eres más glotón, añade 10g-20g más.

Tomates secos rehidratados

Tomates secos

5Escoge ingredientes frescos y coloridos

Una ensalada de pasta debe ser ¡deliciosa y vistosa! Las hierbas frescas picadas darán el color verde, y los pimientos, tomates de varios colores o calabaza amarilla un toque multicolor.

6Mantén una proporción equilibrada

Monta el plato con la misma cantidad de pasta que de ingredientes. La pasta se verá más ligera, el plato más equilibrado, y cada bocado será más sabroso y con diferentes texturas.

Prepara la ensalada con antelación

Prepara la ensalada con antelación

7Prepara la ensalada con antelación

La ensalada de pasta es ideal para hacerla el día anterior, y llevarla a la playa o la oficina. Déjala enfriar totalmente antes de ponerla en un recipiente hermético o tupper cerrado en la nevera. Durará bien 3-5 días.

¡No la guardes con el aliño! Guárdalo en otro bol con tapa, pero ponle una cucharada de aceite de oliva virgen extra por encima, para que la pasta no se pegue. Se potenciarán sus sabores, y la ensalada estará incluso más rica al día siguiente.

Ensalada de pasta fría

Ensalada de pasta fría

Cómo hacer una ensalada más saludable

Estos son algunos consejos para hacer una ensalada de pasta saludable:

  • Cambia la pasta de trigo por espelta integral o sin gluten, como la de legumbres o trigo sarraceno. Otras opciones: pasta hecha con quinoa o espaguetis de calabacín.
  • Añade proteína de origen vegetal como garbanzos, lentejas, alubias, tofu o alguno de sus derivados.
  • Haz tu propio aderezo casero y olvídate del azúcar refinado de los aderezos comerciales.
  • Olvida la mayonesa o salsa rosa de bote (poco saludables) y sustitúyelas por aguacate machacado, un chorrito de zumo de limón y una pizca de pimienta.
  • Utiliza verduras y frutas típicas como lechuga, apio, tomates cherry, cebolla, aceitunas negras o manzana, y elimina alimentos menos sanos.
Receta de ensalada de pasta fría italiana y saludable

Ensalada de pasta fría saludable Receta fácil italiana

FAQs o Preguntas frecuentes

¿Cómo evitar que la ensalada se seque?

El secreto es la pasta. Si no está bien cocinada el aderezo no se pegará y se secará, pero si te pasas quedará pegajosa. Añade solo ¾ del aderezo de la receta, y cuando la sirvas el ¼ restante.

¿Debo enjuagar la pasta para ensalada?

Sí, es la manera más rápida de cortar la cocción y obtener una pasta perfecta y «al dente». Además evita que el resto de alimentos se calienten con su calor.

¿Cómo evitar que la ensalada se empape de líquido?

La pasta está hecha de almidón que absorbe líquidos. El aceite repele el agua, por lo que cubrirla con una 1-2 cucharadas reduce este efecto. A veces añadir un poco del agua de cocción y más salsa, es una solución más simple.

¿Es mejor hacerla con antelación?

Bien conservada se mantendrá fresca unos días. Pero es mejor siempre consumirla el mismo día que se prepara.


Comparte este post, por favor
1

Deja un Comentario

* Al usar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de su correo electrónico y resto de datos por parte de este sitio web.