Hoy te traigo un dulce helado de coco casero, súper cremoso y con cardamomo, un helado casero elaborado con leche de coco, sin lactosa, ni azúcares, ni grasas saturadas. Una alternativa perfecta para cuando apetece algo fresquito pero saludable y con nutrientes.

La receta estrella del verano son los helados caseros, y el de coco vegano es uno de mis favoritos. Podrás ver la receta en 3 preparaciones diferentes igual de deliciosas, una con chocolate, otra con frutos secos, y otra en forma de polo o paleta de coco.

Es un helado sencillo de preparar en casa sin heladera. Aunque ten paciencia a la hora de seguir los pasos, ya que se hace por partes y hay tiempos de espera. Pero merece la pena tomar algo tan rico hecho por ti, con buenos ingredientes que tú mism@ seleccionas.

Helado de coco casero

Helado de coco casero

Qué lleva este helado de coco

Estos son los ingredientes principales que necesitarás para hacer esta receta de helado de coco cremoso. Debajo tienes la receta completa con todos los ingredientes más en detalle:

Leche coco: yo he utilizado la marca AROY-D, tailandesa y ecológica, porque en combinación con los anacardos queda más cremosa que la virgen.
Anacardos: los anacardos son energéticos y ricos en Omega-3 y Triptófano. Déjalos en remojo como mínimo 4 horas.
Erytritol: un edulcorante saludable que aporta cero calorías y endulza igual.
Aceite de coco: su aroma afrutado y dulce recuerda al coco y a la vainilla. Encaja a la perfección en este helado saludable.
Limón: refrescante, alcalinizante y fuente de vitamina C.
Vainilla: su aroma y sabor potencian cualquier helado casero.
Cardamomo: extrae las semillas de 2 cardamomos. Su aroma a cítricos, menta y picante es embriagador e inconfundible.[/aq-lista]

Leche de coco

Leche de coco

Cómo hacer helado de coco – Paso a paso

La parte cremosa está hecha a base de anacardos y leche de coco cremosa, añadiéndole luego especias y algún ingrediente más. Con ello obtengo una base que me sirve para hacer tres ideas de preparación diferentes que luego te mostraré. Aunque este paso a paso es para hacer la versión con chocolate.

Para hacer este tipo de mezclas siempre utilizo la batidora de vaso Personal Blender, ya que es ideal para trabajar con cantidades pequeñas y que todo quede perfectamente triturado.

1En primer lugar, pon el aceite de coco en un cazo y derrítelo a mínima temperatura. Cuando esté, añade el sirope y mezcla bien para que todo coja la misma temperatura.

2Añade ahora el cacao en polvo y ve removiendo muy bien hasta que esté todo integrado y la mezcla esté bastante líquida. (Para asegurar que ninguno de los ingredientes alcanza altas temperaturas lo mejor es hacerlo al baño María).

3En unos moldes para magdalena de silicona pon una cucharada de chocolate en el fondo de cada hueco y mételo en el congelador unos 15 minutos.

4Mientras tanto en la «Personal Blender», echa todos los ingredientes del relleno y bate hasta que todo quede homogéneo.

5Saca los moldes y echa el relleno en los 6 huecos y repártelo bien.

6Vuelve a meter el molde en el congelador y lo vuélvelo a sacar cuando la mezcla esté completamente congelada (1 hora mínimo).

7Pasado ese tiempo, vuelve a sacarlo y echa otra cucharada de chocolate líquido que habrás calentado un poco antes si se ha quedado un poco duro. Enseguida, antes de que se enfríe, échale los toppings, en este caso almendra crocante.

8Mantén en el congelador hasta que los necesites, sacándolos unos 10-15 min. antes como mínimo.

Para la opción de los polos

9simplemente rellena los moldes de polo y congélalos. Con la mezcla del relleno y con esas cantidades salen 3 unidades. La mezcla puede quedar un poco más densa de la textura de un polo. Si es así y quieres, puedes añadir algo más de leche de coco para hacerla un poco más ligera.

Para la opción con arándanos

9Tritura los ingredientes de la base, dejando algo de textura gruesa, mezcla bien apretando la masa y ve echando y presionando en el fondo de cada hueco del molde.

10Reparte el relleno en cada hueco y pondremos algún arándano por encima para decorar (la fruta es opcional)

11Mételos en el congelador hasta su consumo, sacándolos unos 10-15 minutos antes como mínimo.

Versiones de la receta

Como te he dicho, he hecho tres versiones de este helado de coco casero. Ambas tienen la misma base, la que verás descrita en la receta como relleno. Te cuento las diferencias, aunque claramente las podrás ver en las fotos.

Versión con chocolate

La primera versión, es la que te he descrito en el paso a paso, la versión con chocolate y almendra crocante. La diferencia es que al relleno le añado aceite de coco, cacao crudo y sirope de arce, pero puedes usar sirope de ágave también o el que más te guste.

Helado de coco cremoso

Helado de coco cremoso

Versión con frutos secos

La segunda está muy rica también, algo más natural y saludable porque no lleva chocolate. Aiins ¿Qué feo sería el mundo sin el bendito chocolate?, Jajaja…

Esta hecha sobre una base de dátiles medjool, que uso como endulzante pero que además son súper nutritivos, y frutos secos, en este caso nueces y semillas de calabaza.

Helado de coco casero

Helado de coco casero

Versión en forma de polo

La tercera versión son unos deliciosos polos o paletas de coco, sin azúcar, ni lactosa, ni ningún tipo de añadido. Quedan riquísimos también, y mi hijo los devora cada vez que los hago. Tan solo necesitarás preparar el relleno, y ponerlo en un molde para polos.

Polos o paletas de coco

Polos o paletas de coco

Receta de helado de coco casero y cremoso con cardamomo

Así que aquí te dejo la receta, y espero que te animes a hacerla y la disfrutes!!! Puedes hacer la versión que más te guste, pero por si te preguntabas cual es mi preferida: es la segunda opción! Aunque la versión con chocolate también la he disfrutado muchísimo, demasiado diría yo, jajaja.

Si haces alguna de ellas, no olvides pasarte por aquí a dejarme un comentario o hacerlo en redes. ¡Qué tengas un feliz día!

Imprimir

Helado de coco casero y cremoso con cardamomo

Helado de coco casero, cremoso y vegano

Dulce y rico capricho helado, a base de frutos secos y leche de coco.

  • Autor: Delicias Kitchen
  • Preparación: 35 min
  • Tiempo Total: 35 min
  • Raciones / Piezas: 6 1x
  • Categoría: Dulces y Postres
  • Método: Sin cocción
  • Cocina: Vegetariana, vegana
  • Dieta: Vegana
Escalar

Ingredientes

Para hacer la base o relleno (polos)

  • ½ taza anacardos remojados mínimo 4 horas
  • ½ taza leche coco tailandesa ecológica (yo he utilizado la marca AROY-D porque en combinación con los anacardos queda más cremosa que la virgen)
  • 2 cucharadas de eritritol
  • 2 cucharaditas de aceite de coco derretido
  • la piel de un limón ecológico (no muy grande)
  • un chorrito de zumo de limón
  • ½ cucharadita de vainilla pura en polvo
  • 2 cardamomos (las semillas)

Opción con chocolate (foto principal)

  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • 3 cucharadas de sirope de arce o ágave
  • 4 cucharadas de cacao crudo en polvo

Opción con base de frutos secos

  • 2 puñado nueces
  • 2 cucharadas de semillas calabaza
  • 2 dátiles medjool grandes y jugosos

Elaboración paso a paso

  1. Si elegimos la opción con chocolate, pondremos el aceite de coco en un cazo y a la mínima temperatura lo derretiremos, cuando esté añadiremos el sirope y mezclaremos muy bien para que coja la misma temperatura. Añadiremos el cacao en polvo e iremos removiendo muy bien hasta que esté todo integrado y la mezcla esté bastante líquida. (Aunque para asegurarnos de que ninguno de los ingredientes alcanza altas temperaturas lo mejor sería hacerlo al baño María).
  2. En unos moldes para magdalena de silicona pondremos una cucharada de chocolate en el fondo de cada hueco y lo meteremos en el congelador unos 15 min.
  3. Mientras tanto en la Personal Blender, echaremos todos los ingredientes del relleno y batiremos hasta que todo quede homogéneo.
  4. Sacaremos los moldes y echaremos el relleno en los 6 huecos repartiéndolo bien.
  5. Volveremos a meter el molde en el congelador y lo volveremos a sacar cuando la mezcla esté completamente congelada (1 hora mínimo).
  6. Pasado ese tiempo, volveremos a sacarlo y echaremos otra cucharada de chocolate líquido que habremos calentado un poco antes si se ha quedado un poco duro. Enseguida, antes de que se enfríe, le echaremos los toppings, en este caso almendra crocante.
  7. Mantendremos en el congelador hasta que los necesitemos, sacándolos unos 10-15 min. antes como mínimo.
  8. Para la opción con arándanos, trituraremos los ingredientes de la base, dejando algo de textura gruesa, mezclaremos bien apretando la masa e iremos echando y presionando en el fondo de cada hueco del molde.
  9. Repartiremos el relleno en cada hueco y pondremos algún arándano por encima para decorar (la fruta es opcional).
  10. Meteremos en el congelador hasta su consumo, sacándolos unos 10-15 minutos antes como mínimo.
  11. Para la opción de los polos, simplemente rellenaremos los moldes de polo y congelaremos. Con la mezcla del relleno y con esas cantidades salen 3 unidades. La mezcla puede quedar un poco densa para la textura de un polo, si quieres, puedes añadir algo más de leche de coco para hacerla un poco más ligera.

Notas

  • El tiempo total no incluye la hora y media que hemos de tener la mezcla en el congelador para que esta se endurezca.
  • Toppings: almendra crocante en los de chocolate o arándanos en los cupcakes.
  • 1 taza = 250ml
  • ½ taza= 125ml
  • ⅓ taza = 80ml
  • ¼ taza = 60ml

Keywords: helado de coco

Nutrición
  • Serv. / Personas: 6
  • Calorías: 481
  • Azucar: 16.57g
  • Sodio: 5.15mg
  • Grasas: 37.73g
  • Grasas saturadas: 11.1g
  • Grasas trans: 0g
  • Carbohidratos: 39.2g
  • Fibra: 5.73g
  • Proteinas: 9.26g
  • Colesterol: 0mg
Comparte este post, por favor
1

También te podrían gustar

Anterior
Siguiente

Deja un Comentario

* Al usar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.