El frío ya está aquí, y es hora de ir introduciendo sopitas calentitas como esta sopa miso con shiitake, que nos reconfortan y nos hacen sentir tan bien!

Es una receta que tomamos mucho en casa, incluso varias veces por semana. En Japón se toma junto a un cuenco de arroz al vapor en todas las comidas principales, y también como desayuno, y es muy beneficiosa para el organismo.

La sopa miso casera o miso shiru en japonés, es muy ligera, suave, y muy sencilla de hacer. Solo tienes que preparar un caldo vegetal (si puedes con antelación), y cocer dentro el cereal que más te guste, junto al resto de ingredientes.

Cómo hacer sopa miso – Paso a paso

Ver lista de ingredientes detallada e instrucciones completas en la receta al final del post.

Hacer sopa miso no te llevará nada de trabajo, y sí muchos beneficios para la salud. He utilizado fideos soba de trigo sarraceno, aunque también la hago con fideos de arroz, fideos Vermecelli, mijo o sémola de maíz. Y en función del día no siempre le añadimos tofu, y es una receta de aprovechamiento donde echo lo que tenga a mano.

Deberás tener un buen caldo vegetal casero preparado con antelación para hacer la receta. Hazlo casero, pero si no tienes tiempo, utiliza un paquete de caldo ecológico. El caldo tradicional se conoce como dashi, y es muy fácil de hacer en casa. Debajo te lo cuento.

1Primero hierve los fideos soba en una olla, siguiendo las instrucciones del paquete. Cuando los tengas, escúrrelos y pásalos por agua para eliminar la película viscosa. Luego escúrrelos de nuevo y reserva.

2Pon ahora a hervir el caldo vegetal y añade los shiitake cortados en láminas. Baja un poco el fuego y unos dos minutos despues, añade el tofu cortado en cubitos y dejaremos que se cueza todo unos 2-3 minutos más.

3Luego apaga el fuego y añade las algas y el miso desleído en un poquito de caldo. Tapa unos minutos, añade los fideos escurridos y mezcla.

4A la hora de servir, añade la escalonia cortada en rodajitas, el sésamo triturado, y una cucharada de tamari por plato, más o menos, removiendo bien.
A la hora de servir, añadiremos la escalonia o cebolla china cortada en rodajitas, el sésamo triturado, y una cucharada de tamari por plato más o menos removiendo bien.

Sopa miso receta

Sopa miso receta

Ingredientes sopa miso

A día de hoy puedes conseguir tofu en casi cualquier supermercado. Pero para otros ingredientes como el miso, el tamari, las algas y el miso, tendrás que buscar en alguna tienda asiática o especializada.

  • Caldo vegetal: usa caldo de verduras casero, o un brick de caldo ecológico.
  • Setas shiitake: son muy ricas, y aportan muchos minerales y proteínas incluyendo todos los aminoácidos esenciales.
  • Fideos soba: son de trigo sarraceno, y por lo tanto sin gluten y aptos para celiacos.
  • Genmai miso: un tipo de miso elaborado con soja y arroz integral que aporta proteínas completas.
  • Tofu sedoso: la proteína vegetariana y vegana por excelencia. El tofu sedoso es el más suave, y se desmorona fácilmente. Es el ideal para sopas, batidos, pudines y ensaladas.
  • Alga wakame seca: tiene una textura suave y tierna, y un ligero sabor a mar algo dulzón. Es típica en ensaladas de estilo japonés y oriental y también en pokes como este poke vegano.
  • Tamari: parecida a la salsa de soja, pero más oscura, espesa y refinada.
  • Chalotas, escalonias o cebolleta china: tienen un sabor suave y dulce entre la cebolla y el ajo. Son muy aromáticas y algo picantes, pero no tanto como una cebolla común.
  • Sésamo blanco y negro: (opcional) le dan un sabor riquísimo. Si pasas las semillas por un molinillo, el sésamo es fuente de grasas saludables, y una de las mayores fuentes de calcio orgánico que existen.
Sopa de miso con tofu sedoso

Sopa de miso con tofu sedoso

Trucos y consejos

  • Utiliza otras verduras frescas. Berenjenas, okra, daikon, zanahoria, repollo, espinacas, brócoli o calabaza kabocha o japonesa son algunas ideas.
  • Además de setas shiitake, los hogos shimeji también conocidos como setas de haya son otra buena opción.
  • El tofu sedoso se deshace en la boca y para mi es una delicia, pero a veces uso tofu a la plancha, cuando me apetece un poco más crujiente.

Consejo de chef: Si sirves la sopa miso junto a un cuenco de arroz como los japoneses, corta un poco de alga kombu y sofríela unos pocos minutos con aceite de sésamo y salsa de soja. Úsalo como aderezo para el arroz. ¡Está buenisimo!

Qué es el miso

El miso es un alimento originario de Japón con grandes propiedades terapéuticas. Se elabora a base de habas de soja, cebada o arroz y sal de mar, que se dejan en fermentación durante varios meses o años, dependiendo de la variedad, y se convierten en una pasta concentrada que se utiliza siempre en cantidades pequeñas.

El miso contiene enzimas que facilitan la digestión, proporciona proteínas completas de gran calidad, ayuda a mantener la temperatura corporal en épocas frías, e incluso tiene un efecto protector frente a las radiaciones.

Para personas que tienen que someterse a sesiones de quimioterapia, se ha comprobado que tomar sopa de miso después de estas sesiones, ayuda a la eliminación de células cancerígenas, y posterior recuperación, al tonificar el sistema inmune y la energía, además de alcalinizar la sangre.

Según este artículo sobre los efectos del miso para la salud de la Universidad de Medicina de Hiroshima, el miso y la soja ayudarían a prevenir cánceres como el de pulmón, mama, intestino, hígado y colon, y también la hipertensión.

Sopa miso receta

Sopa miso receta

Tipos de miso

No todos los misos son iguales ni tienen los mismos usos. Pero lo que si tienen en común es que nunca debe cocerse a altas temperaturas, ni tampoco hervir, ya que se destruirían sus beneficiosas enzimas y alterarían el resto de propiedades.

Estos son algunos de los diferentes tipos de miso:

  • Hatcho miso: se elabora únicamente a base de soja, y es el más puro y oscuro de todos. Su fermentación dura de 18 a 36 meses, y su sabor es muy intenso y recuerda un poco al chocolate. Es el miso más protéico, y aporta alrededor de un 20% de proteínas.
  • Akamiso o miso rojo: es el más consumido y muy aromático. De sabor algo fuerte se fermenta de 1 a 3 años, y se elabora con soja y arroz.
  • Shinshu miso o miso amarillo: tambien se elabora a base de soja y arroz, y fermenta de 1 a 3 años. Es algo salado y tiene sabor ácido.
  • Kuromiso o miso negro: tiene un sabor muy intenso, y se fermenta de 1 a 3 años.
  • Mugi miso: está elaborado con soja y cebada, y es el único NO apto para celíacos. Se fermenta de 1 a 3 años y porta alrededor de un 13% de proteínas.
  • Genmai miso: es el que utilizo en esta receta, y tiene un color más claro que los otros. Se elabora a base de soja y arroz integral.
  • Shiro miso o miso blanco: se elabora a base de soja y arroz y es el más clarito de todos, debido a su corto periodo de fermentación (alrededor de un año), y por su mayor contenido de arroz. Tiene un sabor muy suave y sutil, y menos propiedades nutricionales que todos los anteriores.
Dashi vegano

Dashi vegano

Cómo hacer dashi vegano, el caldo tradicional del miso japonés

El dashi es un ingrediente básico en la cocina japonesa. Es un caldo salado con sabor umami y a mar, presente en muchas de las recetas japonesas como la salsa tempura, el sunomono, el udon, y el okonomiyaki.

Los ingredientes del dashi tradicional son copos de bonito o katsuobushi, y sardinas baby secas (anchoas) conocidas como niboshi o iriko. Pero se puede hacer dashi vegano sin ningún tipo de proteína animal usando algas kombu. Te explico como:

  1. Remoja 40g de algas kombu en un 1 y ½ de agua fría o a temperatura ambiente.
  2. Déjalas en remojo al menos 30 minutos, o hasta 3 horas si quieres un sabor más potente y umami.
  3. Añade unos 4-6 setas shiitake para un sabor más intenso y umami.
  4. Pasados los 30 minutos, cambia el agua y el alga (y la setas si las has puesto) a una olla, y llévala a ebullición. Justo cuando el agua empiece a hervir para y apaga el fuego. Retira las algas y deja que el agua se enfríe.
  5. ¡No tires las algas! Podrás usarlas para hacer otros dashis, aunque tendrán un sabor más suave.
  6. Retira la espuma y los trozos de algas que queden con un colador, para dejar el dashi limpio y listo para usar.
  7. Guardado en la nevera dentro de un frasco o jarra con tapa durará hasta una semana.

Información nutricional

Miso:

además de proteínas de alta calidad, el miso es rico en aminoácidos, hidratos de carbono de absorción lenta, y vitaminas del grupo B, destacando en ácido fólico o B9 y vitamina B12. Es un buen antioxidante, y rico también en minerales como: hierro, calcio y magnesio.

Setas Shiitake:

según diferentes estudios parecen estimular el sistema inmunológico, tienen propiedades anticancerígenas, y son ricas en proteínas aunque escasas en triptófano, fibra, betaglucanos, vitaminas del grupo B y D, y minerales como selenio y manganeso, y algo menos de hierro, zinc, magnesio, fósforo y potasio, destacando en cobre.

Fideos soba:

son muy interesantes porque están elaborados con trigo sarraceno, un pseudocereal que aporta proteínas completas y no contiene gluten, y es de naturaleza caliente e ideal para épocas de frío.

Alga wakame:

también conocida como alga parda, es una alga rica en calcio, yodo y proteínas, y como el resto de algas marinas, muy rica en minerales y oligoelementos. Contiene potentes antioxidantes, además de alginatos y fucanos que parecen prevenir los trombos y otros accidentes cardiovasculares.

Son ideales para depurar el organismo, revitalizarlo y estimular los riñones, y ayudan en la eliminación de grasas y metales pesados, a reducir los niveles de colesterol, regular la presión sanguínea, nutrir la sangre, neutralizar los radicales libres, y limpiar el sistema respiratorio eliminando mucosidades.

Sopa miso con shiitake y fideos soba

Sopa miso con shiitake y fideos soba

Otras recetas de cremas y sopas

Aquí te dejo otras recetas de cremas y sopas que te pueden gustar, súper reconfortantes, saludables y llenas de nutrientes.

Receta de sopa miso con shiitake y fideos soba

Como has podido ver, esta receta de sopa de miso con shiitake y fideos soba es un tesoro nutricional que deberías incluir durante todo el año en tu dieta y en la de tu familia, pero sobre todo en épocas de frío.

Y si la haces, espero que puedas pasarte por aquí a dejarme un comentario o hacerlo en redes, que me encanta saber como os han quedado las recetas.

¡Qué tengas un feliz día!

Sopa miso con shiitake y fideos soba

Sopa miso con shiitake y fideos soba

Una sopa miso japonesa casera, remineralizante e ideal para fortalecer y tonificar el organismo en época de frío. Además contiene interesantísimas propiedades anticancerígenas.

  • Autor: Delicias Kitchen
  • clock clock icon Preparación: 5 min
  • clock clock icon Cocción: 10 min
  • clock clock icon Tiempo Total: 15 min
  • cutlery cutlery icon Raciones / Piezas: 3 1x
  • Categoría: Sopas y cremas
  • Método: Cocción
  • Cocina: Vegetariana, vegana
  • Dieta: Vegana
Escalar

Ingredientes

  • 1,2 litros de caldo vegetal
  • 6 setas shiitake
  • 2 o 3 porciones de fideos soba (trigo sarraceno)
  • 3 cucharaditas de postre de genmai miso (siempre es una por persona)
  • 200g de tofu sedoso
  • 2 cucharadas de alga wakame seca
  • 3 cucharadas de tamari
  • 2 escalonias (o cebolleta china)
  • sésamo blanco y negro (opcional)

Elaboración paso a paso

  1. Calco casero: Deberás tener un buen caldo vegetal preparado con antelación para hacer la receta. Hazlo tu mismo casero, y si no tienes tiempo, utiliza un brick de caldo que sea ecológico.
  2. Hervir los fideos: Primero herviremos los fideos soba en una olla, siguiendo las instrucciones del paquete, y cuando los tengamos, los escurriremos, pasaremos por agua para eliminar la película viscosa, escurriremos de nuevo y reservaremos.
  3. Añadir el caldo y los shiitake: A continuación pondremos a hervir el caldo, y añadiremos los shiitake cortados en láminas. Bajaremos un poco el fuego, y en unos dos minutos añadiremos el tofu cortado en cubitos, y dejaremos que se cueza todo unos 2-3 minutos.
  4. Añadir las algas y el miso: Apagaremos el fuego y añadiremos las algas y el miso desleído en un poquito de caldo. Taparemos unos minutos, añadiremos los fideos escurridos y mezclaremos.
  5. Añadir el tamari: A la hora de servir, añadiremos la escalonia cortada en rodajitas, el sésamo triturado, y una cucharada de tamari por plato, más o menos, removiendo bien.

Notas

  • Puedes poner la cucharadita de miso en cada plato, cuando sirvas la sopa, y desleírlo en el plato mismo, ya que no es necesario que se cueza.
  • Puedes preparar la sopa con cualquier otro tipo de pasta. Yo utilizo mucho la sémola gruesa de maíz (polenta), por la rapidez de cocción, pero si estás acostumbrad@ a utilizar fideos, puedes hacerlo.
  • El tofu que utilizo para esta sopa es el sedoso, cuya textura se asemeja a un flan, si utilizas uno más firme, sería mejor alargar unos minutos más su tiempo de cocción.

Keywords: Sopa miso

Nutrición
  • Serv. / Personas: 3
  • Calorías: 164
  • Azúcar: 6.19g
  • Sodio: 2432.14mg
  • Grasas: 3.15g
  • Grasas saturadas: 0.53g
  • Grasas trans: 0g
  • Carbohidratos: 25.76g
  • Fibra: 3.87g
  • Proteinas: 11.35g
  • Colesterol: 0mg

Los datos nutricionales de la receta son solo una estimación, y se han generado a partir de una base de datos utilizando productos genéricos, y no sustituyen el consejo de un profesional de la nutrición.

Comparte este post, por favor
4

También te podrían gustar

Deja un Comentario

* Al usar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de su correo electrónico y resto de datos por parte de este sitio web.